Ocurrió en una vivienda de Vistalba, Luján de Cuyo. Se llevaron dinero, computadoras y celualres.


Desde que comenzó la cuarentena se repiten los robos en laz zonas de Chacras de Coria y Vistalba, y la vivienda donde vive María de La Cruz no dejó de ser víctima de las acciones delictivas.

La mujer de 50 años y su hijo de 21 años también estaba en su casa cuando observan cómo la puerta de era derribada a patadas por dos delincuentes. La vivienda está sobre calle Gobernador Ortiz y a metros los Barrios Solar del Plata y La Masía, que también fueron asaltados.

Tenemos alarma y rejas. Nunca creímos que iban a entrar de esa forma, sabiendo que había gente adentro”, apuntó María, quien luego se dio cuenta que los delincuentes habían cortado la tela romboidal, cruzando el patio y destruyeron la entrada.

“Uno de los tipos abrió la heladera y empezó a hacer comentarios sobre lo que había” María solo tenía 100 dólares. Le llevaron 14.000 pesos, unos anillos, tres computadoras -una era prestada- y tres celulares. “Después uno de los tipos abrió la heladera y revisó lo que tenía adentro. ‘Epa, acá veo algunas bebidas'”, bromeó.

Por entonces, María estaba en el suelo, la cabeza tapada con una frazada. “Ellos nos querían encerrar y yo les pedí que me ubicaran junto a mi hijo”, recuerda la víctima. Una vez que estuvieron los dos juntos en un cuarto y bajo llave, ella solicitó que le trajeran un cachorrito que acaba de adoptar. Los cacos, algo confundidos, solo atinaron a responder que “con el perrito, todo bien”. Uno de los captores hablaba con acento chileno.

Incertidumbre Lo más irónico es que la pobre mujer se desempeña como trabajadora social en un penal de menores. Pelea diariamente por la reinserción de personas en conflicto con la Ley. Y ahora viene a pasarle esto.

La denuncia fue presentda en la Comisaría 11.




Comentarios