En el mes de abril se registró una baja del 52,4% en la provincia, la más alta del país.


Con el confinamiento por la pandemia de coronavirus se redujo considerablemente el consumo de combustibles, por lo que las ventas cayeron de forma “nunca antes vistas”. Es que el aislamiento social obligó muchos a quedarse en casa, por lo que un grupo reducido acudía a las estaciones de servicio. 

Según un relevo de diario Los Andes, durante el mes de abril las estaciones de servicio de Mendoza vendieron un 52,4% menos que en igual mes de 2019. Las caídas comerciales de las naftas fueron en el orden del 68,1%, y del gasoil del 40,2%. Por su parte, la venta de diésel se mantuvo equilibrada en el acumulado del año, por la demanda del trasporte de mercaderías y personas.

Cayó el consumo de combustible.

Además, resaltaron que Mendoza sufrió la caída en las ventas de combustible más alta del país. En Buenos Aires la merma interanual fue del 51,5%, contra los 52,4% de la retracción en nuestra plaza; en Santa Fe la caída fue en el orden del 37,8% y en Córdoba el achicamiento alcanzó el 29,1%.

El presidente de la Confederación de Expendedores (Cecha), Gabriel Bornoroni, indicó que: “El desplome de la actividad es inédito, en abril hubo una caída del 48% con respecto a 2019”.

Desde Cecha esperan recuperar el nivel de ventas en el mes de octubre




Comentarios