El senador provincial acusa al exgobernador de Mendoza de ejercer una "persecución política sin precedentes".


El senador provincial, Marcelo Romano (Protectora), acusó al diputado nacional, Alfredo Cornejo (UCR), de ejercer una “persecución política sin precedentes” en su contra, la que incluye un pedido de desafuero por parte del exgobernador de la provincia. 

Romano responsabilizó a Cornejo por el dictamen firmado la semana pasada por la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC), que hizo lugar al pedido de la fiscal Gabriela García Cobos para desaforar al senador, imputado por presunto “atentado contra la autoridad” durante un altercado protagonizado por la Policía y su hija el 11 de agosto de 2019.

Marcelo Romano, senador provincial.

“Afortunadamente para nosotros, las falsedades ideológicas y las nulidades del proceso van a terminar con que esta contravención está teñida de nulidad”, indicó Romano en diálogo con Télam. El pedido de desafuero será analizado el 26 de mayo próximo por el parlamento mendocino.

El legislador provincial vinculó este pedido con sus denuncias contra el exgobernador, a quien involucró en actividades de “fracking con sustancias químicas” en la cuenca del Río Atuel, con “manejos poco claros con la publicidad oficial” y con la licitación de Portezuelo del Viento.

“El que está orquestando absolutamente todo esto se llama Alfredo Cornejo”, insistió Romano, quien denunció penalmente al diputado nacional radical por la “megaobra” que, dijo, “está amañada para Pescarmona y empresas chinas”. Y recordó que también presentó otra denuncia contra Cornejo por el manejo de la publicidad oficial: “disponía de 1.650 millones de pesos anuales por gastos que jamás justificaron”, detalló.

Alfredo Cornejo, diputado nacional y exgobernador de Mendoza.

Romano dijo que “Pablo Sarale y Leandro Aballay, dos funcionarios del área de comunicación que se desempeñaron con Cornejo y continúan con el actual gobernador Rodolfo Suarez, son los que orquestaron una especie de ‘modus operandi donde no han justificado a la Legislatura en qué se gasta la pauta oficial“.

La disputa entre Romano y Cornejo sumó otro episodio en diciembre del año pasado, cuando el radical cesanteó al senador por tener dos cargos del Estado, una situación que derivó en un sumario administrativo.




Comentarios