La asociación Xumek solicitó a la Justicia provincial una ampliación de derechos para las personas privadas de la libertad por el coronavirus.


Ante la pandemia de coronavirus, la Asociación para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos Xumek solicitó a la Justicia mendocina, a través de un habeas corpus, una ampliación de derechos a las personas privadas de la libertad.

A partir de este pedido, los presos tienen permiso para usar celulares, ya que las visitas se han suspendido por las medidas para mitigar la propagación del virus. Y será una tarea de las autoridades reglamentar el uso de los aparatos.

Además, les exigirán que se respeten algunos derechos básicos para cuidar la salud de los que se encuentran en la cárcel. Ante esta situación, tendrán en consideración un sistema de entrega periódica de elementos de higiene y limpieza, así como también se desinfecten los lugares de alojamiento carcelario.

Cárcel de Mendoza.

El juez Sebastián Sarmiento, del Juzgado penal Colegiado Nº1, ordenó a partir de un fallo al Servicio Penitenciario de Mendoza a seguir una serie de disposiciones para asegurar el bienestar de los internos frente al contexto que enfrenta tanto la provincia como el país por la circulación de la enfermedad.

En el habeas corpus volvieron a solicitar que se le dé prisión domiciliaria a la totalidad de la población penal que se encuentre en situación de riesgo frente al coronavirus Covid-19.

Cárcel de Almafuerte.

Además, el juez solicitó que se dispongan lugares de alojamiento transitorio y aislamiento para los internos mencionados anteriormente, intensificando los mecanismos de control sanitario, mientras se definen las solicitudes de prisión domiciliaria. Incluso, ordenó que se restrinjan las actividades no esenciales, a fin de evitar, tanto como sea posible el contacto personal entre los presos.




Comentarios