Ocurrió en Mendoza cuando un matrimonio intentó huir de los efectivos. Los uniformados requisaron el auto y encontraron ocultos a los menores.


Durante la tarde de este domingo, un matrimonio fue detenido luego de que la familia completa rompiera con la cuarentena obligatoria. Ocurrió cuando intentaron violar un control policial, cuando regresaban de un asado dominical. Los dos hijos de la pareja estaban escondidos en el baúl del vehículo. 

Sucedió alrededor de las 17.15, cuando la familia circulaba a bordo de un Peugeot 206 en la zona de Regalado Olguín y Champagnat en el Challao, Las Heras. Al advertir la situación, el conductor decidió girar y circular en contramano para eludir un control policial fijo, pero los efectivos lograron frenarle el paso.

A cargo del volante circulaba Carlos Villegas (31) junto a su pareja, Betiana Flores (32) oriundos del complejo La Favorita de Ciudad. Ambos manifestaron que venían de un asado y se dirigían a su hogar en el oeste de Capital.

Al requisar el auto, los uniformados se encontraron con algo inesperado: una niña de 6 y un varón de 13 años, hijos del matrimonio, que estaban escondidos y metidos en el baúl del rodado, y en buen estado de salud. Sus padres habían decidido ubicarlos allí para no generar sospechas al personal que realiza los controles en la vía pública.

Ante lo ocurrido, intervino la Justicia y el matrimonio quedó aprehendido por violar el artículo 205 del Código Penal -será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia-.

En tanto que los hijos de la pareja quedaron a cargo de sus abuelos, luego de que se pusiera en conocimiento al ETI. El auto fue secuestrado porque los adultos no presentaron la documentación correspondiente.




Comentarios