Un joven fue brutalmente golpeado el domingo a la madrugada en el interior de un boliche de Luján de Cuyo. Juan Cruz Sosa había salido a bailar con sus amigos a Grita Silencio, ubicado en La Puntilla, y terminó en el hospital con graves heridas.

Aparentemente, todo comenzó cuando Juan Cruz "rozó" accidentalmente a un joven en el interior del local bailable y este, sin mediar palabra, lo golpeó fuertemente dejándolo inconsciente en el piso, según informó el sitio Luján365.

Así quedó Juan Cruz tras la golpiza.

La seguridad del boliche asistió al joven que se encontraba desmayado y ensangrentado. Desde el lugar llamaron a una ambulancia, pero como tardaba en llegar sus amigos decidieron llevarlo en un auto particular al hospital Español de Mendoza.

Una vez en el centro asistencial, le diagnosticaron fractura de mandíbula y de tabique, además tras la golpiza le quebraron dos dientes. Los médicos decidieron realizarle una tomografía computada por el complicado cuadro y pudieron  descartar la presencia de complicaciones en el cerebro del joven.

El joven en el hospital.

Una vez que conoció la noticia y que supo que su hijo se encontraba fuera de peligro, Ana Marta Gabrielli -la mamá de la víctima- fue a la Comisaría 47 de Carrodilla a radicar la denuncia.

La mamá del joven expresó su repudio en las redes y escribió: "Díganle a sus hijos q no vayan más a los boliches... Es lo mismo q ir a una guerra. El remisero que me trajo al hospital me contaba que a su hija le metieron una sustancia en su vaso, la chica con diabetes y le produjo un coma diabético, casi se murió BASTA DE BOLICHES POR FAVOR".

Según publicó el diario Mendoza Post, el agresor escapó en un remís, pero estaría identificado. Sin embargo, los familiares y amigos de Sosa, piden colaboración de cualquier persona que haya presenciado el momento de la golpiza dentro del boliche.