Con multitudinarias manifestaciones, mendocinos y mendocinas se hicieron escuchar tras las reformas de la Ley 7.722, mediante las cuales se permite el uso de sustancias tóxicas como el cianuro para la megaminería en la provincia. Pese al grito del pueblo que pedía un freno urgente a la medida, las modificaciones fueron promulgadas y se convirtió en la Ley 9.209 el lunes 23 de diciembre.

Las calles de la provincia continuaron ​llenándose de manifestantes, incluso la Nochebuena hubo una movilización en pleno centro. Además, llegó el apoyo de artistas como Ismael Serrano, Pedro Aznar, Residente y Abel Pintos, entre otros. El Arzobispado de Mendoza y la Comisión de Reinas de la Vendimia también expresaron su repudio a la habilitación de la minería en Mendoza.

Ante esto, el Partido Justicialista local emitió un comunicado en el que le pide al gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, "la derogación de la Ley 9.209 para poder empezar el diálogo desde foja cero". La mayoría de los legisladores del PJ habían votado a favor de las reformas y permitieron la aprobación del proyecto.

"Frente al escenario actual parece correcto el llamado al diálogo del gobernador, porque, tal como pusimos por condición, sin licencia social no se puede avanzar en cambios sustanciales para la sociedad", dice el comunicado.

Lo firman Anabel Fernández Sagasti, Alejandro Bermejo, Omar Félix y Marisa Uceda; los intendentes Emir Félix (San Rafael), Roberto Righi (Lavalle), Martín Aveiro (Tunuyán), Matías Stevanato (Maipú), Flor Destéfanis (Santa Rosa), Fernando Ubieta (La Paz); los legisladores provinciales Lucas Ilardo, Germán Gómez, Adolfo Bermejo; y el presidente del PJ Mendoza, Guillermo Carmona.