"Me siento bien prestando este servicio a la gente", dice David, que desde las 6 de la mañana vende café en el Parque General San Martín.


En éstos días de extremo frío, los vendedores ambulantes son los “valientes” que salen a ganarse la vida, como todos los días, por las calles de Mendoza.

David, cafetero del Parque General San Martín, contó su experiencia en canal 9: “Hace 2 años que estoy acá de lunes a lunes. Hace mucho tiempo me dedique a esto y después trabajé de vigilancia y volví a hacer esto, por varias razones, una por mi entrada diaria económica y porque me siento bien prestando el servicio a la gente, me gusta y también porque hago muchos amigos”.

“Me levanto a las 3 de la mañana todos los días, en la noche dejo todo armado; el café, la leche y en la mañana empiezo a calentarlos en vasos y me vengo a la panadería. A las 5:30 paso por la panadería. Los primeros clientes que tengo son de Infantería”, contó.

“En lo personal, disfruto el frío y si hoy tuviera plata me iría a la montaña. Viviría allá. Cuando era joven trabajé en Las Cuevas pero siempre vamos con mi esposa a Penitentes, Horcones, a Las Cuevas pero mi señora es muy ‘friolenta’, en pleno verano duerme con frazadas y yo con una sola sábana”, concluyó.




Comentarios