Aproximadamente a la una de la mañana de este jueves, en Corral de Bustos, un policía descubre que había un bebé durmiendo encerrado dentro de un utilitario que estaba estacionado frente al Casino.

Al oficial, que estaba custodiando la cuadra, le había llamado la atención que una mujer salía asiduamente del casino y se acercaba a mirar el vehículo. Por lo tanto, decidió acercarse para chequear qué era lo que esta señora salía y miraba, y se encontró con este niño durmiendo dentro del vehículo y con el auto cerrado.

Acto seguido el oficial avisa a la central y luego detienen a los padres, que estaban ambos jugando dentro del Casino. Estuvieron demorados hasta la mañana siguiente, y recuperaron la libertad luego de que se les dictó la correspondiente contravención. Ahora la SeNAF (Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia) interviene en el caso.