Cerca de 10.000 cartas, que tienen como destinatario a Papá Noel, fueron recibidas en el buzón restaurado y emplazado por la Municipalidad, al pie del tradicional Árbol de Navidad, en la Plaza San Martín. Este año, para evitar la manipulación de papel, todas serán respondidas por correo electrónico.

En sobres elaborados, pintados y dibujados, llenos de colores. Son mensajes de ilusión y buenos augurios, tanto de niños como adultos, que conocen o reviven el sistema postal. Se rescata una tradición marplatense.

La Municipalidad, comprometida con el rescate de fragmentos de la historia de la ciudad, propuso acciones destinadas a devolverle a Mar del Plata sus tradiciones. Por eso, desde el 8 de diciembre y hasta hoy, miles de niños y niñas se han expresado por medio de cartas, las cuales han tirado por el buzón más antiguo de la Argentina.

“La intención fue hacerles conocer a los chicos el antiguo sistema postal. Donde escribíamos las cartas, había un código postal, las arrojábamos al buzón y quedábamos a la espera de la respuesta durante semanas. No hace tantos años atrás, se usaban”, expresó Costanza Addiechi, directora de Restauración de Monumentos Históricos del Municipio. “Recibimos miles de cartas. Todas son positivas. Son elaboradas y cuidadas. También llegaron mensajes de gente grande expresando sus deseos de esperanza”, agregó.

Este año, con motivo de evitar la manipulación de papel y continuar con los cuidados sanitarios, todas las cartas serán respondidas por correo electrónico. “Queremos brindarle a la ciudad y, en especial, a los más chicos, la ilusión y la magia, en esta época del año, sobre todo en este año”, finalizó.

HISTORIA DE LOS BUZONES

Costanza Addiechi, explicó que “el buzón que se encuentra en la Plaza San Martín – al pie del Árbol de Navidad - es el más antiguo de la Argentina. Hablamos de los buzones de pilar, pertenecientes al Correo Argentino y mucho antes a la Dirección de Correos y Telégrafos, aquellos que por 1895 reemplazaron a unos pocos de madera que promovían la comunicación escrita en nuestro país desde mediados del siglo XIX”.

“El 15 de febrero de 1895 las autoridades de esta Dirección decidieron mediante una resolución interna unificar los Buzones en todo el país a fin de sistematizar y hacer más efectiva la recolección de cartas, creando un modelo de diseño nacional con características similares al estilo inglés, pintados de color rojo bermellón. Tras fijar sus medidas y forma, se encargó a la empresa metalúrgica Bash Hnos - Taller del Fénix, la construcción de 715 Buzones en hierro fundido que serían distribuidos en todo el país y, bajo resolución del 6 de Julio del mismo año, asignaron 5 de estas piezas a la ciudad de Mar del Plata, que aún subsisten emplazados”, continuó.

“Los antiguos buzones forman parte de nuestra historia. Cuidarlos favorece sin duda a proteger rincones de nuestra preciada memoria”, cerró Addhiechi.