Un delincuente que había sido aprehendido por robar herramientas en una casa del barrio Félix U. Camet, burló a la policía en la propia comisaría. Ocurrió en la Comisaría Séptima: el detenido se hizo el descompuesto, fue tres veces al baño y se escapó por un ventiluz pero a las tres horas volvió a ser capturado.

Un llamado al 911 alertó a las autoridades sobre un ilícito en la avenida Félix U. Camet al 1700. Los dueños del lugar notaron que le habían robado dos cajas de herramientas y grifería de la vivienda tras romper una ventana. El sujeto fue detenido en el patio de la finca.

Había sido capturado infraganti luego de robar grifería y herramientas de una casaDiario La Capital

Ya en la dependencia el hombre de 47 años pidió en tres oportunidades ir al baño porque tenía problemas estomacales. En todos los requerimientos estuvo acompañado por efectivos de la comisaría, pero la última vez trabó la puerta, rompió el vidrio del ventiluz y se dio a la fuga.

Se dio intervención a UFIJE Nº 1 de Florencia Salas, quien dispuso que el aprehendido sea trasladado a la Unidad Penal nro. 44 Batan.

Los efectivos al notar lo que estaba ocurriendo rompieron la puerta del baño, pero ya se había escapado. Inmediatamente se puso en marcha un operativo en el que participaron 25 móviles policiales y más de 100 efectivos para poder encontrarlo.

Tres horas después de la fuga se logró recapturarlo en inmediaciones a su vivienda y trasladarlo nuevamente a la dependencia policial.

Asimismo, se constató que se trata de un hombre con un amplio prontuario delictivo por escruches por lo que la Fiscal que entiende en la causa sumó en la carátula el delito de “evasión”. Luego de la odisea, el delincuente terminó alojado en la Unidad Penitenciaria 44 de la Cárcel de Batán.