Una insólita situación se vivió en los últimos días en Mar del Plata luego de que un joven pidiera disculpas a su padre porque le robaron la moto que le regalaron por su cumpleaños. La historia se hizo viral y en poco tiempo logró recaudar el dinero necesario para comprar otra moto 0km. Pero la alegría le duró solo cuatro días.

Joaquín Esquivel relató un hecho de inseguridad que causó indignación en la comunidad. “Perdón papá, pero estamos en Argentina y la moto que me regalaste para mí cumpleaños me la acaban de robar, me siento culpable porque sé que te costó, esfuerzo, sacrificio y tiempo sin ver a tu familia. Y acá estoy haciendo la denuncia con el corazón en mil pedazos, sabiendo que mañana no voy a tener mi herramienta para a la mañana ir a la escuela. A la tarde salir a cortar el pasto y a la noche salir de delivery. ME CORTARON LAS PIERNAS. PIDO QUE COMPARTAN POR FAVOR PARA QUE MI HERRAMIENTA DE TRABAJO APAREZCA”, había escrito en sus redes sociales y el posteo se hizo viral.

Gracias a la ayuda de la gente, consiguió el dinero para tener -ahora sí- una nueva moto y poder trabajar. El miércoles de la semana pasada pudo comprarla y agradeció a todos los que colaboraron.

La historia de Joaquín Esquivel se había hecho viral después de pedirle disculpas a su papá por el robo. Gracias a las donaciones que recibió se compró otra y la usó solo cuatro días.

Más que feliz por lo que logré gracias a todos ustedes. A las personas que aportaron su granito de arena. A los que mandaron mensajes positivos y a toda la prensa que hizo llegar esto más lejos. Nunca imaginé que iba a salir de una concesionaria con una moto 0k. Pero ustedes lo hicieron posible. Mil gracias a todos. Todo esto que hicieron por mí, de alguna manera se lo devolveré a la sociedad. Sean buenas personas, tengan humildad, respeto, valores y códigos. Y lo bueno no tarda en llegar. Hay alguien que todo lo ve. NUEVAMENTE, GRACIAS”, escribió en su perfil de Instagram.

Pero la alegría le duró solo cuatro días ya que este domingo, personal de Tránsito de la Municipalidad de General Pueyrredón, se la secuestraron por no tener patente.

La historia de Joaquín Esquivel se había hecho viral después de pedirle disculpas a su papá por el robo. Gracias a las donaciones que recibió se compró otra y la usó solo cuatro días.

En dialogo con Vía Mar del Plata, el joven relató: “Cuando la compré, me dieron un permiso para circular sin patente. Era un permiso que me cubría por 30 días a la espera de que me llegue la nueva patente, pero el domingo me pararon los de tránsito, me secuestraron la moto y me dijeron que el permiso no era válido, no me servía”.

Y concluyó: “Lamentablemente tengo la moto secuestrada ahora y tengo que esperar que la concesionaria me de la patente para poder retirarla, una lástima la verdad”.