El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, estuvo este viernes en Mar del Plata y se reunió con empresarios de los sectores del turismo y el espectáculo para definir cómo será el desarrollo de la próxima temporada de verano.

El encuentro se llevó a cabo en el Museo Mar, pero en sus inmediaciones debió montarse un fuerte operativo policial ya que cientos de manifestantes marcharon por la costa hasta la intersección con López de Gomara, para llevar sus reclamos al mandatario bonaerense. Unos metros antes, un cordón de policías se ubicó en la zona para bloquear el paso de quienes intenten cruzar hacia el museo.

Antes de llagar a Mar del Plata, Kicillof estuvo, por la mañana, en Villa Gesell donde presentó el Programa de reactivación del sector turístico.

Estas reuniones se realizaran durante el fin de semana más esperado en la Costa Atlántica, ya que es la antesala para la próxima temporada 2022.

El reclamo de los movimientos tiene lugar en rechazo a las políticas sociales del Gobierno local y en reclamo de mayor asistencia para los comedores y merenderos de la ciudad bajo la consigna “Sin respuestas frente a la desocupación y una bolsa de papas para más de 100 comedores y merenderos en Mar del Plata”, afirmaban los manifestantes.