Después de un lunes con alerta por fuertes vientos y mucho calor, la temperatura disminuye para darnos un respiro. Actualmente el cielo está despejado y la temperatura es de 11.9 grados. La humedad es del 67% y el viento del sudoeste recorre 7 kilómetros por hora.

El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó una mañana algo nublada con 7 grados de temperatura mínima. No hay probabilidades de precipitaciones y el viento sur estará calmo.

Por la tarde persistirán las nubes y la temperatura máxima será de 22 grados. El viento rotará al sector noreste y oscilará entre los 23 y 31 kilómetros por hora.

Para este miércoles se anuncia un día de mucho calor, con una temperatura que superará los 30° pero con lluvias aisladas hacia la noche.