Se estableció que las distintas unidades académicas y el Colegio Nacional Arturo Illia desarrollen sus procesos de enseñanza no-presencial.


La Universidad Nacional de Mar del Plata  informó que el inicio de clases presenciales se postergará hasta el 31 de marzo próximo, en línea con las medidas tomadas por el Gobierno Nacional en el marco de la emergencia por la pandemia del coronavirus.

Además, se estableció que las distintas unidades académicas y el Colegio Nacional Arturo Illia -que depende de la universidad- desarrollen sus procesos de enseñanza no-presencial, “adecuando los materiales y contenidos para la aplicación de esta modalidad”.

“Asimismo, se reprogramará toda actividad científica o académica, como actos, congresos, seminarios, cursos, simposios, talleres, muestras o exposiciones, en la medida que impliquen aglomeraciones o concentraciones de personas”, se informó.

La resolución alcanza a “la participación en actividades de internacionalización que impliquen la concurrencia de personal, becarios y becarias o estudiantes de la universidad a zonas o áreas de transmisión y circulación de COVID-19 definidas por el Ministerio de Salud”, así como a “la recepción de personal, becarios y becarias o estudiantes provenientes de dichas zonas”.

“Quedarán suspendidas transitoriamente todas las actividades de extensión, culturales o deportivas que por sus características impliquen aglomeraciones o concentraciones de personas y las que se orienten o cuenten con la participación de población de riesgo, personal, becarios y becarias o estudiantes provenientes de dichas zonas”, comunicó la universidad.

La medida exceptúa del deber de concurrencia a los docentes, no docentes y autoridades mayores de 60 años, embarazadas, contemplados en grupos de riesgo como enfermedades respiratorias crónica, enfermedades cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos y trasplantados, obesos mórbidos y diabéticos.




Comentarios