A partir de las conclusiones del nuevo peritaje, la fiscal está en condiciones de solicitar la elevación a juicio de la causa.


Verónica González, la mujer acusada de haber asesinado a golpes en marzo del año pasado a su marido Carlos Bustamante en la localidad de Miramar, está en condiciones de enfrentar un juicio oral, según los resultados de una pericia psiquiátrica que estableció que comprendía los hechos que se le imputan.

El crimen generó gran conmoción a la comunidad miramarense ya que fue cometido en la misma casa, ubicada en la calle 27 entre 46 y 48, donde Gastón, el hijo de 12 años del matrimonio, fue estrangulado en 2011 en circunstancias que jamás fueron esclarecidas y que son investigadas en el marco de otro expediente.

La mujer había sido sometida en diciembre último a un nuevo peritaje en el marco de la investigación del caso, y a partir del dictamen sobre esa prueba, la fiscal de la causa pedirá la elevación a juicio en los próximos días.

Según el resultado de la pericia, “González es punible, no es inimputable, por lo que el caso está en condiciones de ser elevado a juicio, ya que era la única prueba pendiente”.

González (51) está imputada del “homicidio agravado por el vínculo y por alevosía” de Bustamante (66), quien murió tras haber sido golpeado en la cabeza mientras dormía en el domicilio en el que ambos convivían.

Carlos Bustamante (Archivo)

La fiscal de la causa, Florencia Salas, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Miramar, había solicitado que la mujer fuera sometida a un nuevo examen psiquiátrico para ver si existía “algún tipo de patología preexistente o elementos a considerar respecto de su compresión de la criminalidad del acto por el que está siendo imputada”.

Esta evaluación complementaria fue realizada en el Instituto de Ciencias Forenses del Departamento Judicial Mar del Plata, que funciona en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), y estuvo a cargo de Guillermo Luján.

Hospital Interzonal General de Agudos (web).

González ya había sido sometida en abril pasado a una pericia realizada en conjunto por psicólogos, psiquiatras y un profesional de Policía Científica, y su dictamen no arrojó “ningún resultado determinante”.

A partir de las conclusiones del nuevo peritaje, la fiscal está en condiciones de solicitar la elevación a juicio de la causa, cuyo plazo para hacerlo vence el próximo miércoles 22.

González se encuentra alojada en la Unidad Penal 50 de Batán desde el 23 de marzo último y desde el 26 de abril se encuentra con prisión preventiva, luego de que el juez de Garantías Daniel De Marco avalara el pedido de la fiscalía en ese sentido, en base a las pruebas reunidas hasta entonces en la causa.




Comentarios