La concejala del Frente de Todos, Sol de la Torre, pidió la intervención del Ejecutivo y el compromiso de promover a Mar del Plata como "Ciudad Amigable con la diversidad sexual".


Tras la viralización de un video que reprodujo el momento donde dos turistas fueron echados del balneario Ocean Club de Playa Grandepor considerar que protagonizaron “escenas gays”, la concejal marplatense del Frente de Todos, Sol de la Torre, con el apoyo total del bloque, pidió la intervención del Ejecutivo.

De la Torre presentó este jueves dos proyectos que apuntan a lograr el consenso del Concejo Deliberante para manifestar repudio a “la discriminación homofóbica que perpetró la concesionaria del balneario Ocean Club”, luego de que una pareja gay denunciara que fue expulsada el fin de semana por besarse en el lugar.

La edil detalló en su cuenta de Twitter que los proyectos consisten en uno de comunicación y otro de resolución que, además de repudiar el accionar desde el Concejo Deliberante, requieren informes al Departamento Ejecutivo y al Ente Municipal de Turismo (Emtur) para establecer de qué manera se promueve a Mar del Plata como “Ciudad Amigable con la diversidad sexual”, en función de la normativa vigente.

Asimismo, insta al área de Derechos Humanos a “adoptar medidas” por lo ocurrido.

La agresión a Gustavo Posati, quien se desempeña como profesor de inglés, y Mariano Dominguez, psicólogo, se remonta al fin de semana pasado cuando fueron echados del balneario Ocean Club en un acto de discriminación.  

Debido a lo sucedido, la pareja de Gustavo y Mariano decidieron hacer la denuncia correspondiente ante el INADI y contratar una abogada para que se ocupe del daño moral y los perjuicios ocasionados tanto al padre de su amigo como a ellos.




Comentarios