"Demostramos que se puede gobernar sin odios y sin miedos", señaló el mandatario.


En el medio de un miércoles desapacible, el presidente Mauricio Macri encabezó en Mar del Plata una de las últimas marchas del “Sí se puede”, de cara a las elecciones de este domingo 27 de octubre.

“Lo que se viene es el alivio para todos los argentinos”, prometió el Jefe de Estado.

Ustedes están acá haciendo historia. Cuando les preguntes donde estaban en ese octubre histórico, ustedes van a decir que estaban haciendo Patria”, señaló, ante la algarabía de la gente.

“En las PASO estuvimos un poco distraídos, y tenemos que expresar que no queremos que nos pasen por arriba. Por eso, el domingo, todos vamos a fiscalizar, queridos marplatenses”, sostuvo.

En esa línea, Macri instó a “que busquemos a alguien, porque cada voto cuenta”.

“Demostramos que se puede gobernar sin odios y sin miedos”, había destacado, previamente.

“Vamos que lo damos vuelta y cambiamos la historia para siempre”, concluyó el Jefe de Estado.

La movilización proselitista de Juntos por el Cambio se desarrolló en Luro y la Costa, ante una importante cantidad de gente.

Desde el comando de campaña macrista habían confirmaron la realización del acto partidario más allá de la lluvia que había caído en la ciudad desde la madrugada.

Pasado el mediodía, la cuenta oficial del Jefe de Estado en Twitter confirmó su presencia en la movilización.

En la ciudad se hicieron presente los dirigentes más importantes de la coalición oficialista, incluidos el candidato a la vicepresidencia, Miguel Ángel Pichetto y la gobernadora María Eugenia Vidal, que brindaron además su apoyo al candidato del espacio en el partido de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro.

Mar del Plata termina siendo el lugar de cierre de los principales contendientes en los comicios, ya que este jueves el Frente de Todos también realizará su acto en la Rambla.




Comentarios