El adolescente vive en situación de calle y las autoridades resaltan su minoridad por lo que sería "inimputable penalmente".


El adolescente de 16 años, dueño de los tres pitbull que atacaron y mataron este sábado pasado al turista rosarino en Miramar, sería inimputable penalmente, según indicaron fuentes judiciales.

El titular del Fuero de Responsabilidad Juvenil, Marcelo Yánez Urrutia, a cargo de la causa, explicó a Télam que “el adolescente que se lo señala como dueño de los tres perros, no es responsable de la acción de los canes ya que es menor“.

“La ley establece que cualquier persona menor de edad no puede ser propietario de nada que tenga que ver con bienes y/o objetos registrables”, dijo.

“Esta clase de perro (pitbull) son animales considerados peligrosos por lo que tienen que estar registrados para tenerlos, por ende no están registrados a su nombre ni es responsable penalmente“, agregó el Fiscal a pesar de que “los perros responden a su llamado”.

El Juez dijo que “más allá de esto, se le informó sobre la formación de la causa por homicidio culposo, que prevé una pena que va de los 3 a 5 años de prisión”.

Es un chico en situación de calle que pernocta a veces en la casa humilde de su madre o en una casilla junto a su novia. Su madre está presa y su padre está ausente y el adolescente trata de vivir de lo que puede”, expresó el Fiscal.

Por su parte, desde el área de Zoonosis, comunicaron oficialmente este martes que “los perros fueron secuestrados y alojados en los caniles de la respectiva delegación municipal de General Alvarado, para llevar el respectivo control antirrábico”.

Al mismo tiempo, se informó que aún se desconoce la suerte que correrán los pitbull.




Comentarios