De acuerdo al oficialismo, hubo 13 vuelos militares británicos en Montevideo el año pasado.


El ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, habló con el futuro canciller uruguayo y le comunicó que la Argentina quiere que el próximo gobierno no permita más que aviones militares del Reino Unido aterricen en sus aeropuertos en su ruta hacia y desde las Malvinas.

El conflicto de soberanía por las islas y el rol de los orientales se impuso por sobre la visita de quien será el canciller del futuro presidente uruguayo Luis Lacalle Pou, Ernesto Talvi. Es que el ministro fue recibido el martes último por el ministro Solá en el Palacio San Martín.

En tanto, el designado embajador argentino ante Uruguay, Alberto Iribarne, manifestó que la cuestión Malvinas iba a ser uno de los ejes en su futura misión. En ese sentido, informó que hubo “13 vuelos militares desde Uruguay a las Islas Malvinas” en 2019, lo que -según Iribarne- “viola una suerte de acuerdo tácito” con los vecinos.

Y remarcó: “La única posibilidad de abastecer aviones británicos en Uruguay era cuando se trataba de cuestiones de emergencia”.

Además, avisó que a la reunión entre Solá y Talvi sumarán a Daniel Filmus, el nuevo secretario del Área Malvinas e islas del Atlántico Sur.

Pese a que el gobierno de Mauricio Macri mantuvo una política de diálogo con Londres, la oposición afirmó que también protestó contra la existencia de esos vuelos.




Comentarios