Este jueves, la municipalidad de Las Heras hará una nueva toma de muestras de aguas residuales para detectar la presencia de Covid-19 en los desechos hogareños, un operativo que comenzó en enero. Para ello el departamento fue dividido en ocho cuadrantes para abarcar a toda la población. Las muestras se tomarán en este caso en un cuadrante.

//Mirá también: El móvil saludable de Las Heras estará hasta el viernes en la plaza departamental

Con estos análisis se logra detectar la carga viral y la cuantificación del virus en 100 ml de agua, adelantándose en unos 10 días a un posible suceso, como puede ser la presencia del virus en una determinada población.

En los estudios entran las personas portadoras del virus, aquellas que están en los cinco días anteriores a tener los síntomas pero que ya tienen el virus, y los asintomáticos, lo que lo convierte en una herramienta de prevención.

Cabe destacar que la comuna lasherina suscribió en su momento un convenio con la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo y cuenta con la colaboración con AYSAM para llevar adelante este proyecto, que también se basa en la experiencia médica que tiene el intendente Daniel Orozco. Se trata del único municipio en llevar a cabo este estudio científico.

“Lo que nos permite este análisis es conocer la carga viral de una comunidad determinada. Cuando en una zona la carga viral es alta, lo que se hace es informar al área de Salud de la Municipalidad y de la provincia para que tomen las medidas sanitarias correspondientes, que consisten en mayores testeos y desinfección”, explicó César Morales, director de Saneamiento del municipio.

En relación a las muestras tomadas desde principio de año, los resultados fueron los siguientes: en enero, de los ocho cuadrantes solo tres tenían carga viral; en febrero, ya el 50% de los cuadrantes estaban con carga viral, mientras que en marzo todos tenían una carga viral alta. “Eso nos determinó que en un plazo de 15 días podía haber una segunda ola de contagios, y fue lo que sucedió”, agregó Morales.

El departamento de Las Heras ha sido dividido en ocho sectores, donde hay bocas de registro estratégicas de las que se toman las muestras. Estas consisten en un litro de agua residual que se obtiene cada 30 segundos, hasta completar el litro. Luego, ese líquido se transporta en una heladera a -4° hasta la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo, donde se realiza el análisis.

Por su parte, Israel Vega, investigador del Conicet y quien está a cargo del análisis de estas muestras, contó: “Hemos podido desarrollar una serie de muestreos que permiten ver la circulación del virus en todo el municipio e identificar con precisión cuáles son los grupos de personas donde hay más circulación viral, para que luego se puedan tomar políticas concretas y atender donde hay más personas transportando el virus”.

“Desde el punto de vista médico esto es importante porque, y según lo que nos vienen diciendo, lo que tiene más efecto para combatir la circulación viral es la cuarentena. Con esta herramienta podemos detectar casos que de otra forma no se detectaron”, completó el especialista.

//Mirá también: Un centenar de familias aisladas por Covid-19 recibieron bolsón con mercaderías

Vega manifestó que si bien con estos análisis lo que se busca es la presencia de SARS-CoV-2, esta es una herramienta que permitiría evaluar cualquier patógeno o microorganismo que cumpla el ciclo en el tracto gastrointestinal de las personas.

“Ahora, el estudio que llevamos adelante con el municipio de Las Heras refiere a SARS-CoV-2, pero no descartamos a futuro buscar otros patógenos que nos puedan dar información sobre el estado de salud de la población”, aseveró el investigador del Conicet.

Finalmente informaron que la toma de estas muestras se realiza al mediodía, que es el momento en el que hay mayor caudal, lo que permite ser representativo. Fuente Municipalidad de Las Heras