El ministro de Educación de la provincia, Ing. Ariel Martínez, informó que se trabaja en consecuencia a diferentes escenarios y que cualquier decisión, sobre prorrogar o postergar el inicio de clases, dependerá de los análisis y observaciones de la situación de emergencia por parte de autoridades competentes nacionales y provinciales.

"Quiero ser responsable y cauto con las decisiones, desde un primer momento se articulan tareas con el Comité de Crisis Nacional y el Comité de Emergencia Sanitaria de la provincia. Esperamos que ellos nos guíen en los caminos a tomar, por el momento la fecha clave es el 31 de marzo", comentó el ministro.

En este sentido, sin haber decidido aún adelantar las vacaciones y mientras dure el aislamiento, Martínez explicó que continuarán reforzando los contenidos y plataformas digitales para toda la comunidad educativa. "Se que hay mucha incertidumbre, pero especular no colabora con la situación. Hay que centrarnos en las diferentes herramientas disponibles, para transitar estos momentos y para potenciar también su uso en el futuro", concluyó el ministro.