En rechazo al anteproyecto de Código de Convivencia Ciudadana, presentado por el intendente Julio Garro, que se podría votar antes de fin de año en La Plata, más de 50 organizaciones se movilizaron hacia la Municipalidad ya que consideran que este código es represivo. 

A partir de las 10 de la mañana marcharon hacia calle 12 entre 51 y 53, organizaciones sociales, de derechos humanos, colectivos de abogados, gremios y sindicatos, cooperativas de trabajo, colectivas feministas y LGTB, organizaciones de trabajadoras sexuales, centros de estudiantes, organizaciones políticas, redes y espacios culturales-artísticos, y espacios de migrantes. 

"El proyecto del Ejecutivo Municipal tiene como objetivo reprimir la protesta social, así como el trabajo ambulante, sexual y de la economía popular. A su vez, el contenido del proyecto es sumamente reaccionario, restringiendo la utilización del espacio público a los negocios privados y cercenando los derechos de la población", según detalla 0221.

El nuevo Códigó podría ser votado antes de fin de año. (AGLP)

Además, señalan que se ampliará "el brutal poder de actuación represivo de la policía", que "sostenidamente persigue, vulnera los derechos y criminaliza a las comunidades migrantes, LGTBIQ y las clases populares en general".

Para manifestar su desacuerdo con las normas y multas que establece el Código, los manifestantes se concentraron a partir de las 10 de la mañana en Plaza Italia para marchar hacia las puertas de la Municipalidad. "De aprobarse el proyecto de Garro se generaría una avasallamiento sobre las libertades democráticas de la sociedad platense, así como la 'regulación' del espacio público", señalaron los manifestantes según informa El Día.