En el Hospital San Juan de Dios, se instaló una cabina con mangas de tela a través de la cual el personal de la salud pasa sus brazos y toma el hisopado del paciente sospechoso de coronavirus.

La directora ejecutiva del Hospital, Noemí Logiurato, explicó que a través de este "consultorio cabina" se busca "resguardar la intimidad del paciente que debe hisoparse, y que hasta ese momento debía hisoparse en un espacio abierto, delante de otros pacientes que aguardaban su turno" y también se busca "proteger al trabajador de la salud".

Agregó que "con el compromiso del personal de Mantenimiento y un grupo de arquitectas abrimos paredes para armar el consultorio e instalamos una división de tipo vidrio, a través de las cuales pasan las mangas, que ayudó confeccionar la mamá del encargado de Mantenimiento y unos gruesos guantes como los que usan los veterinarios".

Una vez tomada la muestra, el paciente se retira y se desinfecta el área y las dos mangas utilizadas para ese hisopado, "por eso se colocaron cuatro mangas, para que el profesional de la salud pueda utilizar las otras para seguir hisopando", explicó Logiurato.

El Hospital San Juan de Dios es un centro médico especializado en enfermedades infectocontagiosas, pero con la pandemia adaptó su funcionamiento para recibir a pacientes con Covid-19. Se armó una guardia específica, con entrada independiente para pacientes con síntomas sospechosos, y se adecuó su laboratorio de virilogía para el diagnóstico de coronavirus.

Fuente: Télam