En diálogo con Vía La Plata, el dirigente platense analiza que "el estilo de conducción del nuevo gobernador no está dando buenos resultados hasta el momento".


Para el senador provincial Juan Pablo Allan (Juntos por el Cambio), la fallida negociación de la deuda, el no cumplimiento de la paritaria docente y las inconsistencias del proyecto inicial de la Ley Impositiva 2020 definen un inicio de gestión con falta de rumbo claro en la Provincia de Buenos Aires.

En diálogo con Vía La Plata, el dirigente platense – que renovó su banca en 2019 –de todas maneras reconoce que en este contexto es cuando más se necesita una oposición responsable, “más aún teniendo mayoría en el Senado”, agrega. Por otro lado, comparte cuáles son, a su entender, los temas más urgentes de La Plata y la región y hace una proyección de lo que podrían ser a futuro los liderazgos de JxC.

¿Cómo evaluás los primeros 60 días de gestión de Axel Kicillof?

Veo un inicio de gestión con algún grado de improvisación importante, me parece que están recién conociendo la Provincia, que están conociendo cómo es la política en la Provincia de Buenos Aires. Creo que el estilo de conducción de Kicillof no le está dando buenos resultados por ahora. Vemos problemas de gestión y problemas de objetivos de gestión. Con la Ley Impositiva cometieron errores muy grandes, hubo improvisaciones importantes, errores técnicos y errores políticos. Entendieron que la Legislatura era una mera escribanía y que, por el hecho de haber ganado, la oposición tenía que acompañar cualquier cosa. La verdad es que el primer proyecto de la Ley Impositiva era cualquier cosa. Lo mismo estamos viendo en materia de deuda, donde la improvisación y sus formas le jugaron una mala pasada.

¿Cómo puede impactar en lo nacional la negociación que inició Kicillof en la Provincia?

Creo que fue una mala negociación, una mala estrategia, donde quedó medio ridiculizado el rol del gobernador. Eso tiene efectos nocivos para la credibilidad de la Provincia y también tiene impactos en lo nacional, porque mostró una debilidad importante.

En simultáneo a esa negociación, el gobernador decidió postergar el pago del último tramo de la paritaria 2019. ¿Cómo crees que se resolverá?

El gobernador está incumpliendo con una obligación que nace de la paritaria, y firmar una paritaria es como firmar una ley, es de aplicación obligatoria. Por otro lado, esto también demuestra que los sindicatos tienen una doble vara clarísima. A nosotros cuando éramos gestión nos exigían sí o sí la cláusula gatillo. El nuevo gobernador no les cumple con esa cláusula y además ya adelanta que no les va a dar cláusula gatillo y, sin embargo, ahora son comprensivos. ¿Ahora los docentes que ellos representan pueden cobrar salario real sin ningún problema? Esa es la pregunta. ¿Van a permitir que se perjudique a los docentes como está pasando con los jubilados a nivel nacional? ¿Van a permitir un congelamiento o una pérdida de salario real? Eso es lo que está en discusión.

Sin embargo, Kicillof tuvo una posición muy clara respecto a mejorar la infraestructura escolar sumando a los municipios a través de un Convenio Marco para el arreglo de más de 800 establecimientos…

Son muy pocos los municipios que adhirieron hasta ahora al Convenio, incluso muchos del oficialismo no lo firmaron. Porque se trata de cláusulas dañinas para los municipios: las escuelas son mías pero las arreglas vos y cualquier cosa que pase, la culpa es tuya. Eso es básicamente lo que está diciendo el Convenio. Intentan que el Fondo Educativo reemplace la obligación de la Provincia de arreglar las escuelas y el Fondo Educativo viene a complementar no a reemplazar esa obligación. Las escuelas son de la Provincia, la responsabilidad es de la Provincia, los intendentes se van sumando a esa responsabilidad pero como complemento.

Tuviste un rol importante en la negociación de la Ley Impositiva 2020 ¿Estás satisfecho con el resultado?

El primer proyecto que presenta el gobernador Kicillof en su debut parlamentario era absolutamente abusivo, era un despropósito en materia impositiva, un impuestazo total y absoluto. Nosotros logramos hacerlos entender que era desproporcionado y lo llevamos a un punto de equilibrio. Si bien se trata de un aumento de impuestos y eso nunca es una buena noticia, le pusimos racionalidad a una ley que era irracional al inicio. Así va a ser la dinámica parlamentaria porque la gente votó esto: un Poder Ejecutivo nuevo pero con un equilibrio que nunca antes en la Provincia de Buenos Aires existió. La oposición tiene mayoría en el Senado porque así lo decidió la gente. Vamos a convivir dos años más de esa manera, y el Poder Ejecutivo tendrá que entender que va a tener que dialogar con nosotros. De la misma manera, nosotros estamos obligados a darle al Ejecutivo las herramientas que necesita, la Ley Impositiva es una herramienta indispensable y por eso estábamos obligados a dársela y así fue. Nuestra obligación como oposición responsable es encontrar un equilibrio entre las necesidades del Poder Ejecutivo y las necesidades del bonaerense, ese es nuestro norte.

La Plata tiene varias urgencias ¿En qué trabajan desde JxC?

Hace rato que tratamos de darle un enfoque más regional a La Plata en conjunto con Berisso y Ensenada. Nuestra idea es legislar más en conjunto y estamos atrás de eso. Lo que más necesita la Ciudad es fomentar la producción, el empleo, y eso tiene que tener una mirada regional porque las inversiones se radican cuando hay un contexto regional que lo favorece. Creo que tenemos que ir hacia una legislación que favorezca fuertemente la radicación de empresas e inversiones en la Ciudad y que pueda generar el empleo que hoy necesita el Gran La Plata. También hacia la recuperación del puerto de manera definitiva. Por eso, el aumento impositivo en las tasas portuarias fue un golpe, nosotros lo amortiguamos y terminó siendo la mitad de lo que nos proponían. Mi obligación es advertir que, como vamos, no estamos desde la Provincia generando las condiciones para que La Plata y la región Centro tengan inversiones, estamos haciendo exactamente lo contrario a lo que deberíamos hacer.

¿Cómo ves el futuro de JxC?

Creo que hoy hay una configuración política que vino para quedarse que es la de dos coaliciones. Antes eran dos partidos, ahora son dos coaliciones. Juntos por el Cambio interpela a una parte muy importante de la sociedad. Se trata de una estructura que a su vez tiene partidos individuales. Yo pertenezco al PRO, donde se está dando un recambio de figuras: Patricia Bullrich es la nueva presidenta a nivel nacional. En la Provincia también seguramente va a haber una nueva conducción, con nuevas figuras que vienen emergiendo, que vienen creciendo, concejales, legisladores, ex funcionarios, gente de la juventud. Veo un movimiento interno muy interesante, saludable y que tiene como norte muy claro que Juntos por el Cambio debe permanecer por mucho tiempo. Es muy importante ir abonando siempre la unidad porque la sociedad nos pide que estemos, que sigamos, que sigamos juntos, con diferencias, pero siempre en un marco de consensos básicos que es Juntos por el Cambio.




Comentarios