Los dueños del caballo que murió reclaman una indemnización.


Los propietarios de Chadorise, que pertenecía al Haras Cumeneyen, y murió al caerse la antena, demandarán al circo hípico local para reclamar por los daños y perjuicios ocasionados y realizarán lo mismo con la empresa contratada para realizar el trabajo.

El equino fallecido era conocido como Chadorise (web).

La antena pertenecía al hipódromo de La Plata y hasta el momento, no se conocen las causas por las cuales quisieron remover la estructura, sin tener en cuenta la probabilidad de la caída.

Fueron los obreros de la empresa Roberto Rojas S.A. quienes se encargaron en realizar esta tarea, quienes lo que hicieron fue cortar uno de los tirantes e inmediatamente la estructura se desplomó.

Además del fatal accidente que terminó con la muerte del equino, resultó herido otro caballo de carrera, el cual no podrá correr por el momento, ya que tiene que recuperarse de las lesiones.

José Malbrán, el administrador general del Hipódromo de La Plata, se refirió a lo ocurrido: “Todavía no sabemos si fue un caso de negligencia o un evento fortuito; eso es algo que deberá determinar la Justicia, pero la empresa se comprometió a hacerse cargo de lo que pasó”.

Malbrán remarcó que “antes de realizar los trabajos, todos los stud de la villa hípica del Hipódromo fueron avisados, por lo que la yegua nunca debió estar ahí”, al tiempo que explicó que “la empresa cuenta con los seguros correspondientes y se hará cargo de cubrir todos los gastos ocasionados”.

El valor de un caballo de carrera ronda un piso económico de 400 mil pesos y la cotización que otorgue el seguro dependerá de la edad y sobre todo de las competencias ganadas por el animal.




Comentarios