El pasado viernes 4 se llevó a cabo la audiencia pública que trató el Proyecto de Tarifaria y Presupuesto 2021, elevado por el ejecutivo municipal, en el Club Sportivo. Fueron dos los cuestionarios que se presentaron, uno de vecinos de Casa Bamba y otro del sector Encuentro Vecinal La Calera. Ambos fueron contestados por la contadora Natalia Baroni, acompañada por una asesora letrada y una auxiliar de la secretaría de finanzas.

La audiencia se realizó bajo el tinglado del club, por lo que dificultó el sonido y no se escuchaba con claridad las preguntas y respuestas de las funcionarias. Los vecinos querían intervenir con repreguntas, pero el presidente del Concejo Deliberante, Juan Moratti, no autorizó las mismas ya que no están previstas en el reglamento. Esto ocasionó malestar en los presentes, quienes se fueron desilusionados.

Funcionarias y parte del bloque oficialista.Vía La Calera

Punto aparte fue el pedido de moción del concejal Fernando Rambaldi, quien propuso dejar preguntar a los vecinos, pero el presidente del Concejo no le dio a lugar, terminando de forma rápida la audiencia.

Presidencia del Concejo y los bloques de la oposición.Vía La Calera