A seis meses de la suspensión del transporte interurbano de pasajeros, Alfio Muñoz, vecino de la ciudad de La Calera camina entre tres y cuatro horas diarias para llegar a su lugar de trabajo, que queda al frente del Paseo del Buen Pastor, en Córdoba Capital.

De acuerdo a la nota de Cadena 3, es guardia de seguridad y hace el recorrido desde casi siete meses, cuando se interrumpió el servicio de transporte. "Por ahí hay gente que te ayuda, te acerca, pero no siempre es así. Hay días en que directamente debo venir caminando para poder asistir al trabajo en tiempo y forma" afirmó Alfio en la entrevista.

Su sueldo es un poco más de 30 mil pesos por mes y reflexiona que "no es fácil, pero hay gente que la está pasando peor". Los días más difíciles es cuando su turno es a la mañana, ya que tiene que salir de su casa a las 2 de la madrugada.