Lo confirmaron autoridades de Nutrición de la provincia frente a algunos inconvenientes en las escuelas.


En el primer día de la suspensión de clases, dispuesto por las autoridades provinciales, en algunas escuelas de la ciudad de La Calera estaban a la espera de las normativas del gobierno provincial para el funcionamiento del Paicor.

Se observaron dos situaciones: la primero es que los padres no enviaron a sus hijos por prevención, y la segunda, padres que intentaban llevarse la ración de comida a su casa. Esto último no fue permitido por los directivos escolares ya que no está autorizado por el Gobierno Provincial. Esta situación causó conflictos entre docentes y familias.

Ante esto, el Director de Educación Municipal, Prof. Andrés Vieytes, se comunicó con las autoridades de Nutrición de la provincia y del Paicor, quien indicó que: “por vía resolución ministerial los alumnos deben comer en el comerdor del colegio, con todas las normas de seguridad y prevención que se describen en un comunicado a todas las Directoras de las Instituciones Provinciales.

No obstante, no se descarta que se pueda modificar el procedimiento en esta situación de emergencia. Se recomienda estar atentos ante cualquier novedad al respecto.




Comentarios