Vecinos del área donde se emplaza el Parque Belgrano, en Alto Comedero, reaccionaron con marcado enojo en diferentes medios a los que acudieron para denunciar el ataque de la que fue objeto la producción del programa “Huerta a Cielo Abierto” que tiene lugar en ese espacio público.

Los vándalos habrían actuado en la madrugada de este lunes y según describieron voceros de la comuna, arrancaron y rompieron plantas, destruyeron zapallos y dejaron esparcidas demás hortalizas, productos que en general son donados a instituciones y vecinos de la zona para su alimentación.

Según relató la directora de Asistencia Directa de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, Marisa García, los trabajadores que se desempeñan en el predio realizando el seguimiento diario en las parcelas advirtieron que manos anónimas “sustrajeron parte de la producción y otras las destruyeron. Rompieron los zapallos, aplastaron las plantas, dejaron tiradas otras hortalizas”, por lo que “es una producción perdida”, se quejó.

Marisa García, directora de Asistencia Directa de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy.(Archivo Vía Jujuy)

En ese sentido la funcionaria de la Secretaría de Desarrollo Humano reseñó que “la producción de la huerta está destinada a los sectores más vulnerables de la vecindad, como los comedores e instituciones que atienden a personas en situación de calle”, por lo que interpretó que “este sector es el fue perjudicado con este acto de violencia que no hace más que lamentarnos, porque perjudica al prójimo”.

“Buscamos la concientización y el acompañamiento de los vecinos en el cuidado de la huerta para que estos actos de violencia no sucedan”, afirmó, y tras señalar que “no es la primera vez que pasa” aseguró que “el dolor es el doble puesto que estamos en vísperas de fin de año y estamos muy sensibles con las donaciones”, apuntó.

El programa “Huerta a Cielo Abierto” -siguió diciendo García- “se viene trabajando hace años y al implementarse en el Parque Belgrano logra descentralizarse y llegar a más vecinos de la ciudad, sobre todo a los más necesitados, instituciones que dan almuerzo o comida a los distintos vecinos que lo necesitan”.

Por ello es que frente al acto vandálico la funcionaria repudió el hecho insistió en pedir “la concientización y colaboración de los vecinos en el cuidado” de la “Huerta a Cielo abierto” en razón de que “la producción está destinada a terceros, vecinos que realmente lo necesitan”, subrayó.