Dirigentes de la Intersindical de Trabajadores, el Frente de Gremios Estatales, la Multisectorial y los sindicatos de docentes jujeños, ingresaron por Mesa de Entradas de la Casa de Gobierno un petitorio dirigido al gobernador Gerardo Morales, para que reabra las negociaciones paritarias, con el objetivo de lograr aumentos salariales que logren “equipar la inflación” registrada en lo que va del año.

//Mirá también: La inflación fue del 3,2% en junio y cerró el semestre con un alza mayor al 25%

“Estamos muy por debajo de la inflación, por lo que pedimos la revisión de la paritaria en la provincia de Jujuy y así conseguir un porcentaje superador antes de que cierre la liquidación del mes de junio”, dijo la dirigente Susana Ustarez, referente de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (Apoc).

“MALOS MANEJOS” EN MUNICIPIOS

A su vez, el secretario adjunto del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM), Sebastián López, argumentó que “necesitamos la reapertura de las paritarias para discutir el aumento salarial del segundo semestre, el pase a planta que quedó inconcluso y despidos que se registraron después de las elecciones”, denunció, lo mismo que al señalar “malos manejos” en municipios que “con la plata que reciben para pasar a los trabajadores municipales a planta permanente -según manda el decreto 2.697-, hacen política en vez de lo que tienen que hacer”.

En la nota presentada al Gobierno los sindicatos reclaman incrementos salariales “para el segundo semestre del 2021 de acuerdo a la evolución inflacionaria; continuidad del proceso de conversión a bonificables los puntos adicionales; y la equiparación de las asignaciones familiares a valores nacionales en cumplimiento de la ley 4.441 provincial”.

Sebastián López, secretario adjunto del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM) de Jujuy.(Prensa SEOM) | (Archivo Vía Jujuy)

En opinión de Ustarez, “el Gobierno jujeño dejó atrás años de postergación y deterioro sin resolver la masa salarial debido a que solo en el año 2020 quedamos un treinta por ciento debajo de la inflación”, a la vez de señalar que este año el Poder Ejecutivo otorgó un 10% de aumento para el mes de febrero y un 6% en mayo: “Ese porcentaje nos ubica en un 16 por ciento de aumento salarial, cuando la inflación ya superó ampliamente esos números, debido a que en mayo la inflación estaba en el orden del 19 por ciento”, advirtió.

Indicó también la sindicalista que “el tercer tramo de aumento salarial pensado para el mes de julio sería de un cuatro por ciento, el cual completaría el proceso diagramado por el Gobierno, que alcanzaría un veinte por ciento de aumento hasta después del segundo semestre”.

POR LO MENOS UN DIEZ POR CIENTO

Ante ese panorama, los gremios estatales solicitaron “la revisión de la paritaria provincial y proponer que para el mes de julio, en vez de obtener solo un cuatro por ciento se consiga un porcentaje superador y alcanzar por lo menos un diez por ciento”, sostuvo Ustarez.

Adelantó que se solicitará “aumentos de asignaciones familiares, los cuales están atrasadas en la provincia, y un complemento de la oferta salarial, como son los componentes adicionales”.

//Mirá también: “Habemus decreto”: estabilidad para contratados y jornalizados municipales

“Tenemos una gran proporción del salario en negro, que perjudica a los jubilados y a los empleados en actividad, y entendemos que se debe dar de manera urgente una conversión”, insistió.

En referencia a las condiciones laborales, agregó que se volverá a pedir el pase a planta a permanente del personal que no reviste en esa condición.

Otra cuestión es la referida a evitar, en el contexto de pandemia de coronavirus, el regreso de trabajadores de riesgo a la condición presencial en sus puestos laborales, por lo que plantean que se “respete la disposición nacional que aun rige en el país” en ese sentido.