En sendos operativos desplegados sobre la Ruta Nacional 34, en San Pedro de Jujuy, efectivos de la Gendarmería Nacional (GN) detectaron entre los pasajeros de un remis interjurisdiccional un sujeto que llevaba cerca de un kilo y medio de cocaína en su mochila, mientras que horas antes personal de la misma fuerza de seguridad interceptaron en territorio de la provincia de Santiago del Estero un colectivo de larga distancia cuyo conductor no pudo explicar el origen de un cargamento de 20 kilos del mismo estupefaciente que llevaba en sus bodegas.

//Mirá también: Jujeños condenados a prisión por llevar más de 300 kilos de cocaína

Respecto de este caso, el chofer de un ómnibus que había partido desde San Salvador de Jujuy fue detenido en la localidad santiagueña de Fernández, bajo la sospecha de haber intentado traficar más de 20 kilos de cocaína que fueron hallados a bordo de la unidad a su cargo, dentro de un termotanque que llevaba camuflado entre los bolsos de los pasajeros.

La Fiscalía interviniente dispuso que se labre las actuaciones correspondientes y el decomiso de la droga hallada en el termotanque.

En el procedimiento, efectivos del Escuadrón 59 “Santiago del Estero” de la GN detuvieron la marcha de un colectivo de larga distancia que había salido desde Jujuy con destino final la Ciudad de Buenos Aires y al momento de efectuar el registro del rodado, observaron que en la bodega del ómnibus, entre los bolsos de los pasajeros había un bulto de grandes dimensiones, el cual estaba envuelto en papel corrugado y cinta adhesiva.

Para identificar la procedencia del paquete, los gendarmes verificaron los marbetes de los pasajeros, aunque sin éxito, describieron las fuentes.

Ante esa situación, “el conductor manifestó que había un ticket que se desprendió de la lista de ocupantes, con intenciones de adherirlo al de un ciudadano que no contaba con equipaje, lo que llamó la atención de los efectivos”.

Ante la sospecha, obtenida la autorización del Juzgado Federal 1 de Santiago del Estero los uniformados retiraron la tapa del artefacto, quedando a la vista “varios paquetes rectangulares de distintos colores, que contenían cocaína”.

El peso total del cargamento resultó 20,970 kilos.

EN REMIS, RUMBO A SALTA

En el otro caso, en un retén montado a la altura del kilómetro 1.181 de la RN 34, en proximidades de la localidad Barro Negro -53 km al sudeste de San Salvador de Jujuy-, miembros del Grupo de Seguridad Vial “San Pedro” dependiente del Escuadrón 60 de GN, inspeccionaron un vehículo Chevrolet Meriva que se dirigía a la provincia de Salta prestando servicio de remis, informaron voceros de la institución.

El evidente estado de nerviosismo de uno de los pasajeros alertó a los gendarmes, que de inmediato se comunicaron con la Unidad Fiscal Federal Única de Jujuy solicitando la debida autorización para efectuar “una requisa más exhaustiva” del rodado y sus ocupantes.

En esta tarea colaboró, con eficacia, el perro detector de narcóticos “Doli”, que marcó la posible existencia de estupefaciente dentro de un bolso perteneciente a uno de los pasajeros, describieron las fuentes.

//Mirá también: Camionero y acompañante atrapados con diez kilos de cocaína

Ante la reacción del can, los uniformados abrieron el equipaje en presencia de testigos y hallaron “dos paquetes que contenían una sustancia polvorienta blanca”.

“Las pruebas de campo Narcotest, realizadas por personal de Criminalística y Estudios Forenses, confirmaron que se trataba de cocaína, alcanzando un peso total de un kilo y 467 gramos”, completaron los voceros.