El Ministerio de Salud de Jujuy informó que cinco casos de dengue fueron registrados en la provincia en la última semana, lo que lleva el registro oficial a 16 para la presente temporada epidemiológica.

A través de la Subdirección Provincial de Epidemiología, la cartera sanitaria precisó que la mayoría de los nuevos registros de dengue corresponden a personas con domicilio en la zona del Ramal, en el este de la provincia: dos fueron localizados en el área de Fraile Pintado, uno en la zona de Yuto, otro en San Pedro de Jujuy y el restante en Las Pampitas.

Todos los pacientes se encuentran en aislamiento domiciliario y sin complicaciones de salud, explicaron las fuentes provinciales.

De esta manera, Jujuy registra un total de 16 casos, ocho correspondientes a Fraile Pintado, cinco a Yuto, uno a Caimancito, uno a San Pedro de Jujuy y uno a Las Pampitas.

El descacharrado y la eliminación de recipientes que acumulen agua de lluvia, es fundamental para combatir la proliferación del mosquito transmisor del dengue.(Archivo Vía Jujuy)

“La vigilancia de casos febriles por la probabilidad de dengue se realiza desde septiembre pasado cuando se inició la campaña 2020-2021”, indicó la subdirectora de Epidemiología, Fabiana Vaca, a la vez que resaltó “que hay un permanente seguimiento de estas personas, planteando una estrategia simultánea por el Covid-19”.

Al respecto, la funcionaria reiteró a la comunidad la importancia de proceder al descacharrado en las viviendas eliminando elementos y recipientes de paredes sólidas de cualquier tamaño -desde tapitas de gaseosa hasta baldes, botellas rotas, cuencos en desuso, plásticos, etc.-, para dejar al mosquito Aedes Aegypti sin espacios para poder reproducirse.

Ante síntomas, inmediata atención

Además -remarcó-, se deberá atender de forma inmediata síntomas tales como fiebre de 38 grados o más, cefalea, dolores musculares, de huesos y detrás de los ojos, asistiendo al Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) u hospital más cercano al domicilio, siempre evitando la automedicación.

En ese sentido, la doctora Vaca agregó: “Cada una de las personas que presenta el síntoma de fiebre y que es detectada por el sistema de salud, tanto por el trabajo de agentes sanitarios como por la consulta en CAPS y hospitales, es motivo de atención y por ello se avanza en un proceso para el control, para la investigación y la final confirmación o descarte del diagnóstico”.

La intervención del sistema de salud establece además situaciones como el antecedente de viaje de las personas, lo que facilita la determinación de origen de los contagios, el descacharrado y el fortalecimiento de las medidas de prevención.

“Los equipos de salud actúan ante la sospecha clínica, tomando todas las medidas para la contención y seguimiento de cada uno de los casos, lo que continúa una vez confirmado el diagnóstico, en especial, indicando el aislamiento domiciliario ya que si un mosquito pica a estas personas, pueden a su vez picar a individuos sanos produciendo nuevas infecciones”, alertó la titular de Epidemiología de la Provincia.