Concejales de Jujuy destacan 20 años de la escuela Legado Belgraniano

El parlamento municipal pone en relieve la figura del general Manuel Belgrano y su interés por fomentar la educación.

La comunidad educativa del establecimiento y la vecindad del barrio Campo Verde se aprestan a celebrar el vigésimo aniversario de la Escuela "Legado Belgraniano" de San Salvador de Jujuy.
La comunidad educativa del establecimiento y la vecindad del barrio Campo Verde se aprestan a celebrar el vigésimo aniversario de la Escuela "Legado Belgraniano" de San Salvador de Jujuy. Foto: Vía Jujuy

En reunión cumplida en la sede del Concejo Deliberante de San Salvador de Jujuy, los ediles integrantes de la Comisión de Cultura dieron dictamen positivo a un proyecto para declarar “de Interés Municipal” a los 20 años de la fundación de la escuela Legado Belgraniano, sita en el barrio Campo Verde de la capital provincial.

Sobre este particular, el presidente de la comisión, Gastón Millón, destacó que “es la escuela que realmente nos legó el general Manuel Belgrano y que tanto tiempo se demoró en poder fundarse”, por lo que al cumplirse estas dos décadas de su apertura a la comunidad es propicio “festejar y recordar el valor que tiene”.

El presidente del Concejo Deliberante, Lisandro Aguiar, y el concejal Gastón Millón, en la reunión de la Comisión de Cultura.
El presidente del Concejo Deliberante, Lisandro Aguiar, y el concejal Gastón Millón, en la reunión de la Comisión de Cultura. Foto: Vía Jujuy

UNA HISTORIA DE LARGA DEMORA, POR DESIDIA Y DESINTERÉS

Casi dos siglos se demoró el cumplimiento del cargo impuesto en la donación realizada por el General, el 31 de marzo de 1813, para que se construya cuatro escuelas públicas en Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero y en Tarija –hoy Bolivia-.

Ese año el general Belgrano había sido premiado por la Asamblea General Constituyente por su destacada actuación en la Batalla de Salta al frente del Ejército del Norte.

El cuerpo colegiado que trabajaba en una constitución para nuestra naciente nación había otorgado al creador de la Bandera, y vencedor de Salta y Tucumán, la suma de 40.000 pesos, equivalentes a 80 kilogramos de oro.

Fiel a una personalidad desapegada de las posesiones materiales, el prócer donó la abultada suma para la construcción de cuatro colegios en Tarija -que por aquel entonces formaba parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata-, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero.

El padre fundador de la Patria no solo donó ese premio, sino que hasta había elaborado un reglamento de cómo debía disponerse de su donación.

DESDE JUJUY, UN MANDATO PARA LA HISTORIA

El documento de 22 artículos, que lleva fecha del 25 de mayo de 1813, estipulaba que con el rédito anual de 500 pesos, 400 irían para el sueldo del maestro y los cien restantes a la adquisición de pluma, papel, tinta, libros y, en caso de generar un ahorro, dicho excedente se destinaría a premios para estimular a los jóvenes.

Belgrano soñaba que en esas escuelas las futuras generaciones aprendan a leer, escribir y contar; se estudiaría gramática castellana y religión con textos de Astete, Fleuri y Pouget, y una formación en lo que hoy conocemos como Ciencias Sociales y Educación Cívica.

Hasta el horario de funcionamiento de las instituciones había sido proyectado por el héroe de la Patria.

Lamentablemente, de dicha donación con cargo, el gobierno de entonces solo envió dinero para los sueldos de los maestros y la compra de útiles; pasaron años para que las escuelas efectivamente sean construidas y Belgrano nunca llegaría a verlas.

Largas décadas transcurrieron para que se dé cumplimiento al cargo impuesto por el general Belgrano. La de Santiago del Estero, fue levantada con fondos provinciales en 1822, cerró cuatro años después y reabrió recién en el 2.000.

La de Tucumán, llamada “Escuela de la Patria”, comenzó a dar clases en 1998. La que en un principio se había destinado a Tarija, tras su integración a Bolivia se decidió que pertenecería a Salta, recién sería construida en 1974.

La de Jujuy, sin esperar los fondos del gobierno nacional, comenzó a funcionar en 1813 hasta que en 1815 debió cerrarse ante una nueva invasión realista.

El Cabildo jujeño la reabrió en 1825, pero a tres años después volvió a cerrar sus puertas debido a las guerras civiles entre unitarios y federales que desgarraban a nuestra nación.

Recién en 2004 se levantó un edificio en el barrio Campo Verde, donde hoy funciona la escuela que donó el general Belgrano.

La Escuela N° 452 lleva el nombre “Legado Belgraniano”, en honor al héroe de la Independencia y al cargo de una donación que, quizás por desidia o desinterés –o una combinación de ambas-, se demoró casi dos siglos en cumplir. Este año el Concejo Deliberante de San Salvador de Jujuy reconocerá sus primeros veinte años de servicio a la comunidad.