Después de la sesión en la que la Legislatura de Jujuy sancionara el marco normativo que permite la disolución y liquidación del Banco de Desarrollo de Jujuy (BDJ) -que por más de cuarenta años funcionó bajo la denominación de Banco de Acción Social (BAS)- la primera definición del diputado provincial justicialista Juan Cardozo Traillou fue en el sentido de que la decisión “significa un freno al crecimiento de Jujuy”.

//Mirá también: Es ley la disolución y liquidación del Banco de Desarrollo de Jujuy

Explayándose en su opinión, el legislador de la bancada Frente de Todos-PJ dijo que en su sector “estamos convencidos que la disolución del Banco es un error que va a traer grandes costos para el Estado”, a la vez de recordar que tanto en 2015 y 2016, al ser tratado este mismo tema en la Legislatura, desde su espacio “buscamos apuntalar la seguridad jurídica necesaria para el funcionamiento de la entidad”.

“UNA HERRAMIENTA INDISPENSABLE PARA JUJUY”

Poniendo distancia con el argumento del oficialismo fundado en intimaciones del Banco Central de la República Argentina para que el BDJ cese en sus operaciones, Cardozo Traillou sostuvo que “esto responde a una decisión y concepción del Gobierno que encabeza Gerardo Morales” e implica, a su juicio, “el cierre de posibilidades de inversión”.

“Esperemos que esta decisión del Gobierno provincial no nos traiga juicios que le causen daño al erario público y que tengamos que pagar todos los jujeños”, apuntó.

No obstante consumada la sanción de la ley n° 6.233, el legislador afirmó que “en todo momento demostramos que estamos dispuestos a discutir todo lo necesario para asegurar la continuidad del banco, por lo que solicitamos que no lo manden a liquidar, ya que representa una herramienta fundamental para el desarrollo de nuestra provincia”.

En la misma línea, objetó que con la disolución del BDJ “están tirando cincuenta años de historia”, consideró que “es innegable que es una herramienta indispensable para Jujuy” y por esa razón convocó a que “trabajemos para poder levantarla”.

“Demostremos -siguió diciendo- que como jujeños podemos trabajar en conjunto y tengamos una entidad que sirva para el desarrollo de Jujuy, para las Pymes, para los sectores más vulnerables y para generar empleo”.

En tal sentido dejó expresado el compromiso de “no bajar los brazos y dejar de pelear para que Jujuy tenga una entidad que de verdad apueste al desarrollo, a las Pymes, ayude a los trabajadores y permita traer más inversiones para Jujuy”, subrayó.

LA RESPUESTA DEL OFICIALISMO

Desde otra perspectiva, el diputado radical Alberto Bernis explicó que la disolución del BDJ resulta de una “orden impartida desde el Banco Central de la República Argentina” y agregó: “Es necesaria la sanción de esta ley porque no podemos caer en la gravedad institucional de no respetar las disposiciones del Banco Central, porque puede caer toda la economía de la provincia. Jujuy la necesita (a la ley 6.233) para no caer en una gravedad institucional que perjudique a todas las instituciones”.

El diputado Alberto Bernis, del Frente Cambia Jujuy, explicó las razones por las que se sancionó la ley n° 6.233.(Archivo Vía Jujuy)

//Mirá también: Tras 49 años, el Banco de Desarrollo de Jujuy cerrará sus puertas

Respondió también el presidente de la bancada oficialista a críticas de la oposición, manifestando que “no lo estamos haciendo para cubrir una mala gestión de nadie, lo hacemos para salvar los proyectos productivos que están en marcha y que van a venir a la provincia”.

Finalmente, respecto de la planta de personal del Banco de Desarrollo, Bernis confirmó que “en los próximos días el Gobierno va a hablar con cada uno de los trabajadores para ver de qué manera quedan mejor posicionados. Nadie se va a quedar en la calle”, garantizó el legislador de la UCR.