El impuesto a la riqueza alcanza a quienes tienen una riqueza declarada superior a los $200 millones, en el último informe emitido por el Banco Central, se detalla que el grueso del impuesto lo aportó el 2,7% de los 9.298 contribuyentes alcanzados por este tributo. Por lo que la que la mitad de los $197.000 millones recaudados hasta ahora lo aportaron 253 personas.

// Mirá también: El Banco Central dispuso que comercios y empresas deberán tener un código QR para facilitar los pagos con transferencia

El tributo fue aprobado por el Congreso con apoyo del Gobierno para recaudar fondos con los que sobrellevar los gastos de la pandemia de coronavirus, aunque, se dividió en varios subsidios más.

Fachada del Banco Central de la República ArgentinaClarín

El impuesto a la riqueza alcanza a quienes tienen una riqueza declarada superior a los $200 millones, con una alícuota del 2,0%, y con alícuotas incrementales a partir de los $300 millones. La alícuota máxima para quienes tienen más de $3.000 millones es de 3,5% para los bienes locales y de 5,25% para los bienes que están fuera del país. Los contribuyentes podían optar por pagar el 20% del impuesto al contado y el resto en 5 pagos mensuales y consecutivos.

“Si se tienen en cuenta los fondos recaudados, tanto al contado como en los planes de pago en cuotas, el 24% fue aportado por mujeres, mientras que los varones abonaron el 76%”, indica el informe. Allí se precisa que la mitad de las personas alcanzadas por este aporte tienen una riqueza de entre $200 a $400 millones. Se estima que aquellos que están alcanzados con la mayor alícuota fueron menos de 400 personas.

En este sentido, añade que “se calculó que tan sólo unos 253 aportantes habrían contribuido con la mitad de la recaudación total con aportes promedio cercanos a los $608 millones“.

Lo recaudado es menos que lo calculado por la AFIP. “La cifra anual se ubicaría entre un 8% y un 19% por debajo de los valores máximos originalmente estimados por la AFIP“, dice el Central. La razón que esgrime para explicar esta diferencia es que “se asumía que no se realizarían repatriaciones de bienes que redujeran las alícuotas”, por lo que se esperaba obtener ingresos entre $272.490 millones y $307.898 millones.

AFIP. (Federico López Claro/La Voz/Archivo)

La ley establece que en el caso de los bienes en el exterior, las alícuotas invirtió un 50% respecto de los bienes locales. Pero a la vez se estableció que esas alícuotas se reducen hasta el mismo nivel que rige para los bienes en el país, siempre y cuando se repatriara al menos el 30% de las tenencias financieras . De este modo, el Central marca que la “repatriación” de bienes estuvo por encima del cálculo oficial.

// Mirá también: Anses volcó casi $9.000 millones en créditos al consumo este año: el 75% en la previa electoral

A qué se destinan los fondos recaudados

El impuesto a la riqueza estableció destinos específicos para los fondos recaudados. Si bien se vinculó a este impuesto con la emergencia por coronavirus, solo un 25% iría a solventar la provisión de insumos, equipamiento y medicamentos para combatir la pandemia. El resto del dinero se reparte entre subsidios a las micro, pequeñas y medianas empresas, a becas Progresar, a la mejora de las condiciones habitacionales de los barrios populares y financiar la producción de gas de YPF.