Los municipales exigen también una paritaria "diferenciada" porque cobran menos que el resto de los trabajadores estatales, argumentaron


El Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM) rechazó la compensación de fin de año de 4.000 pesos que pagará el Gobierno provincial y anunció para este miércoles un paro de 24 horas con movilización en las calles. “No vamos a aceptar la convocatoria que hace el Gobieno a paritarias”, dijo el secretario general del gremio, Carlos Santillán.

La reacción del sindicato se produjo después que el lunes a última hora el gobernador Gerardo Morales anunció el pago de una compensación de fin de año para los trabajadores estatales que se abonará en dos cuotas de 2.000 pesos cada una, además de un incremento salarial del 5%.

“Es una burla anunciar un bono de cuatro mil pesos cuando hace tres años cobramos esa cantidad”, dijo Santillán a los medios en las afueras de la Legislatura, donde además la dirigencia solicitó que se modifique la negociación de paritarias. 

En el hall de la Casa de Piedra dialogaron con el diputado Gaspar Santillán, del bloque Primero Jujuy, a quien le presentaron un proyecto de “Ley de Paritarias y Convenios Colectivos de Trabajo”.

El diputado Gaspar Santillán (al centro) recibe de manos de dirigentes del SEOM Jujuy informes que respaldan sus demandas.

En ese sentido Santillán dijo que “no estamos dispuestos a aceptar esto, por eso mañana (miércoles) vamos a tener un paro de actividades y los compañeros van a decidir si van a permanecer en las plazas cercanas a los municipios o en las rutas”.

Asimismo, explicó que requieren una paritaria “diferenciada” al resto de los trabajadores estatales por “el solo hecho de cobrar menos que el resto y porque es una burla que antes de reunirse con los gremios se anuncie lo que van a aumentar”.

“Queremos discutir con el Gobierno nuestro salario (el de los municipales) debido a que el mismo tiene diferentes adicionales en relación al resto de los estatales”, dijo Santillán, y ejemplificó que cuando se anuncia “un quince por ciento de aumento salarial, nosotros cobramos un trece por ciento”, se quejó.

Por último detalló que “siete mil trabajadores municipales cobran un sueldo por debajo del salario mínimo vital y móvil” y añadió que “seiscientos municipales están bajo la línea de pobreza, entre ellos trabajadores que forman parte de la planta permanente”, advirtió.






Comentarios