Dos anuncios del gobernador Gerardo Morales impactarán indefectibemente en las reuniones previstas para esta semana entre funcionarios del Poder Ejecutivo provincial y dirigentes de los sindicatos estatales. Se trata del pago de un bono de fin de año de 4.000 pesos a los trabajadores estatales -que se abonará en dos cuotas-, y un incremento salarial del 5%.

No obstante que tanto el ministro de Hacienda Carlos Sadir como el propio mandatario habían mencionado en numerosas oportunidades la imposibilidad de la Provincia para afrontar un pago extra hacia el final del año, una exhaustiva reformulación de los cálculos permitió hacer lugar al pedido de los gremios.

"Vamos a hacer un gran esfuerzo", comenzó diciendo el Gobernador en una conferencia de prensa ofrecida a última hora de la tarde en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

Esta noche el gobernador Morales anunció el pago de 4.000 pesos como bono extra para los trabajadores estatales de Jujuy.

"Otorgaremos un incremento de sueldo del cinco por ciento y se pagará un bono de fin de año para los empleados estatales", dijo concretamente y explicó que el monto para cada trabajador será de 4.000 pesos.

Esa cifra será abonada en dos cuotas iguales de 2.000 pesos, la primera a pagarse en el lapso entre Navidad y Año Nuevo, mientras que la segunda se acreditará a fines de febrero próximo.

Sobre el incremento salarial el Gobernador dijo que "es un gran esfuerzo, que lo tenemos que hacer porque la gente está muy mal, los empleados están mal y sabemos que no les alcanza".

Cabe decir que tal como se había previsto en cuanto a "convocar a los gremios para analizar el contexto social y de inflación de los últimos meses", según expresiones del ministro de Trabajo Jorge Cabana Fusz, para este martes están citados los gremios a las 18:00 en el salón del Ministerio de Producción y el miércoles 5 a la misma hora en instalaciones del Ministerio de Educación a los gremios docentes "para sentarnos a dialogar sobre el tema de paritarias", dijo el funcionario.