Los incendios forestales iniciados hace más de un mes en las yungas jujeñas llevan quemadas 22.468 hectáreas de bosques y pastizales, mientras continúan las tareas de los brigadistas por tierra y con aviones hidrantes y helicópteros.

"Las altas temperaturas y los vientos fuertes dificultan los trabajos de combate de incendios forestales en la provincia, particularmente en el departamento Ledesma", en el noreste de San Salvador de Jujuy, según informó este domingo el Ministerio de Ambiente provincial.

Desde que se desató el primer foco el 18 de septiembre, es intensa la labor de los brigadistas jujeños y de los que llegaron desde otras provincias, ya que prácticamente no hubo lluvias en áreas de incendio (el 29 de octubre fue la última lluvia aislada), a lo que se sumó las altas temperaturas y el viento.

Las altas temperaturas y los vientos fuertes dificultan los trabajos de combate de incendios forestales en la provincia, particularmente en el departamento Ledesma.

"Se espera lluvias para el miércoles, lo que permitiría garantizar el avance de las cuadrillas de combatientes, desde tierra", señalaron fuentes de la cartera ambiental.

Las tareas se vienen desarrollando de manera coordinada entre los equipos especializados de Jujuy y de Nación para contener el avance del incendio "Arroyo Yuto-Unión Seca" que arrasó con un total de 22.478 hectáreas (14.659 hectáreas corresponden a jurisdicción provincial y 7.819 hectáreas al Parque Nacional Calilegua).

En los últimos días, las cuadrillas aseguraron las líneas cortafuego y los objetivos trazados en el territorio.

El Incendio “El Verde” continúa activo, afectando una superficie total, hasta la fecha, de 1.047 hectáreas Igualmente, el incendio “El Alejandro” se lleva cobradas 714 hectáreas.

No obstante debido a los vientos de más de 20 a 30 kilómetros por hora, se trabajó en el suelo y en condiciones seguras para el personal y con el apoyo de medios aéreos.

En tanto, en los departamentos Ledesma y Santa Bárbara se realizó tareas de contención de los incendios "Alejandro" y "El Verde" (total 1.761 hectáreas afectadas) y "El Maldito" y "Lucre2" (2.294 hectáreas), los cuales se terminaron uniendo.

Por otro lado, autoridades provinciales están investigando las quemas realizadas en plantaciones de caña de azúcar a la altura de la localidad de Calilegua, 120 kilómetros al noreste de San Salvador de Jujuy.

Se espera lluvias para el día miércoles, lo que permitiría garantizar el avance de las cuadrillas de combatientes, desde tierra.

Trabajan en el lugar los equipos especializados del Ministerio de Ambiente de Jujuy, junto a los de la Administración de Parques Nacionales, del Parque Nacional Calilegua, y del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, con la colaboración de la empresa Ledesma, y bomberos voluntarios de varias localidades, entre otros.

El arribo de 35 brigadistas de Parques Nacionales "altamente calificados para combatir incendios en situaciones críticas y condiciones extremas" motivará, en esta semana, un nuevo recambio del personal y "garantizará el trabajo que estuvo ejecutando un grupo de 40 combatientes proveniente de Patagonia (Brigada Nacional, Santa Cruz y Parques Nacionales), que finalmente retornó a sus jurisdicciones", según informó el Ministerio de Ambiente jujeño.

"El trabajo de estas brigadas resultó fundamental y estratégico durante toda su estadía en la provincia", resaltaron.