Se convierte formalmente en un nuevo actor del sector energético del país.


Desde el primer minuto de este sábado Jujuy se convirtió formalmente en un nuevo actor del sector energético del país y con miras a crecer, a partir de la entrada en vigencia de las habilitaciones comerciales emitidas por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) correspondientes para el parque solar Cauchari, que producirá 300 Mw de potencia en la Puna jujeña.

La habilitación permitió a partir de la cero hora de este sábado el inicio de la venta de la energía renovable en los términos contractuales oportunamente acordados por el término de 20 años, producida en el parque fotovoltaico más grande de América Latina, ubicado a 278 kilómetros al noroeste de San Salvador de Jujuy.

“Desde hoy tiene vigencia el contrato entre las tres plantas generadoras del Parque con Cammesa, es decir que por veinte años la Provincia va a vender energía al sistema argentino interconectado al precio de sesenta dólares, más incentivos, el megavatio-hora, de acuerdo con la licitación Renovar 1″, dijo el presidente del directorio de la empresa estatal Cauchari Solar, Guillermo Hoerth.

Guillermo Hoerth, director Ejecutivo del Proyecto Cauchari Solar I, II y III.

Detalló que la habilitación comercial se logró con la aprobación de los estudios eléctricos que exige Cammesa y el manual de procedimiento para el acceso al Sistema Argentino de Interconexión (SADI), en base a las pruebas en caliente que se venía realizando con la consecuente inyección de energía.

En ese marco, Hoerth -también director Ejecutivo del Proyecto Cauchari Solar I, II y III- destacó que “Jujuy se convirtió en un nuevo actor del sector energético argentino y que la potencialidad que tiene la zona hace suponer que el peso específico de la provincia en el sector puede crecer, con proyectos de gran envergadura en cuanto a la posibilidad de desarrollo económico y social de la región”.

Al respecto, apuntó que actualmente se está generando 300 megavatios en 800 hectáreas, mientras el parque tiene unas seis mil en total, con lo cual “potencialmente a largo plazo podría llegar hasta generarse unos tres mil megavatios, y eso significaría cerca de un diez por ciento de la actual capacidad instalada del sector en el país, que es de 35 mil megavatios”.

Para avanzar en dicha dirección y partiendo de la idea de que el Estado Nacional mantenga el impulso de las energías renovables, Hoerth subrayó que son necesarias inversiones en materia de ampliación de la capacidad de transporte de la electricidad, lo que actualmente es una limitante.

Desde el parque fotovoltaico más grande de América Latina emplazado en la Puna jujeña, comenzó el despacho de energía al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) por el término de 20 años, con una potencia contratada de 300 Mw..

Por lo pronto, la proyección es “ampliar en doscientos megavatios la generación de energía para aprovechar el total de la capacidad actual de transporte”.

“Se está a la espera de que el Poder Ejecutivo Nacional resuelva la instrucción a Cammesa para la firma del contrato PPA, que ya está listo, para luego estructurar el financiamiento a partir del modelo ya aplicado con el Exim Bank de China”, acotó finalmente el presidente de Cauchari Solar.

Con una etapa de construcción que duró alrededor de un año y medio, el Parque está conformado por tres plantas de 100 Mw cada una y se encuentra asentado a 4.020 metros de altitud en el departamento puneño de Susques.

Del proyecto provincial, que comenzó a tomar forma en 2016, es socia la comunidad aborigen Puesto Sey, del Pueblo de Atacama, que tiene un 2% de las ganancias.




Comentarios