Esta semana la Justicia jujeña reanudó plazos procesales suspendidos y comenzó audiencias en juzgados y tribunales, convirtiéndose en la primera del país en volver a funcionar "a pleno" en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus y las restricciones vigentes por el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

En ese contexto, el presidente del Superior Tribunal, Sergio Jenefes, a través de voceros oficiales expresó su agradecimiento a magistrados, funcionarios, empleados y abogados del foro "por la colaboración que prestan en el cumplimiento de las medidas de bioseguridad establecidas".

En efecto, la actividad laboral se restauró bajo el "estricto" cumplimiento de protocolos de bioseguridad que requirieron, entre otros puntos, la ejecución de obras de mejora y adecuación de infraestructuras edilicias.

La atención al público en el salón "Vélez Sarsfield" del edificio central de los Tribunales de Jujuy.

Además, se implementó dos modalidades de trabajo: una presencial, dividida en dos grupos integrados por funcionarios y empleados que alternan semanalmente sus labores; y la otra a distancia, mediante herramientas informáticas utilizadas por el personal que trabaja desde su domicilio, por estar comprendido en el grupo de riesgo sanitario.

Ante el inicio de la emergencia sanitaria, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) había declarado desde el 18 de marzo una "feria judicial extraordinaria", que se extendió hasta el 26 de abril sin llegar a detenerse la actividad judicial, ya que funcionaron, por habilitación, Juzgados, Tribunales y Cámaras, mientras que se impulsó la modalidad de trabajo remoto.

A partir del 27 de abril, el STJ dispuso el restablecimiento progresivo de la actividad judicial, para lo cual instauró un protocolo de bioseguridad, aprobado por el Comité Operativo de Emergencias (COE) provincial.

Esas normas de trabajo incluyeron la ejecución de obras de mejoramiento de infraestructura edilicia, incorporación y utilización de herramientas informáticas, medidas sanitarias y de higiene para el personal judicial, letrados y público en general.

Voceros del Poder Judicial pusieron en relieve que el cumplimiento "estricto" del mencionado protocolo permitió que el lunes sean reanudados los plazos procesales y comiencen las audiencias en Juzgados y Tribunales, siendo la Justicia jujeña "la primera en el país en alcanzar el funcionamiento pleno".