Quedó inaugurada la conexión vial entre la Quebrada de Humahuaca y las Yungas jujeñas


Dos regiones jujeñas que contrastan por sus coloridos paisajes y cautivan por su inmensa belleza, la Quebrada de Humahuaca y las Yungas, quedaron conectadas a través de una ruta construida en las altas montañas y que dará vida a un corredor turístico inigualable que hasta ahora no tenía la provincia, en opinión de las autoridades.

“Es un circuito con los mejores paisajes que tenemos los jujeños y también más intenso en todo sentido por los pueblos que atraviesa; este camino es una obra de arte”, elogió el gobernador Gerardo Morales al hablar ante los vecinos de la zona que celebraron el acontecimiento en el acto cumplido en Santa Ana.

Se trata de una obra vital, ya que une las localidades de Santa Ana y Valle Colorado, que hasta ahora solo se comunicaban por un camino que se hacía a pie o a lomo de mula.

En ese sentido el mandatario recordó que junto a dirigentes y vecinos “caminamos mucho estos valles, llegando también a lomo de mula, a través de un camino que llegaba hasta Abra del Zenta”, referencia a partir de la cual remarcó que “algunos gobernadores hicieron un trabajo importante en la zona, entre ellos Roberto Domínguez, que arrancó con el camino desde Abra del Zenta, y Agustín Perassi, que también hizo mucho”.

Trabajadores, funcionarios e invitados, junto a miembros de las comunidades de las cinco localidades beneficiadas por el enlace carretero habilitado entre Santa Ana y Valle Colorado.

“Por este nuevo camino de montaña se beneficiarán ambas comunidades impulsando el desarrollo regional y se convertirá en uno de los mejores corredores turísticos de la provincia”, sostuvo luego, para entonces afirmar: “Esto hará que más turistas de todo el mundo vengan a Jujuy”.

El camino, que une las rutas provinciales 83 y 73, se extiende en una zona de montaña a lo largo de 20 kilómetros, que es la distancia que separa las comunidades de Santa Ana y Valle Colorado, en el centro-este de la provincia.

La vía, que tiene un ancho en promedio de ocho metros y con alturas de corte de tipo escalonado, formará parte de un corredor turístico que se extenderá por cerca de 220 kilómetros -sumando las rutas provinciales mencionadas- comunicando la ciudad de Libertador General San Martín, en las Yungas, con la ciudad quebradeña de Humahuaca, pasando por unos diez pueblos.

El trazado habilitado será “uno de los circuitos más importantes de Jujuy, con los mejores paisajes y toda la cultura. El más intenso en todos los sentidos”, dijo el Gobernador.

“Vamos a seguir conectando pueblos para generar más igualdad”, expresó Morales junto a funcionarios de su gobierno y el comisionado municipal de Santa Ana, Daniel Flores, quien por su parte puso en relieve que la ruta “es un sueño de todo un pueblo que se hizo realidad” y agradeció al gobernador Morales “por materializar esta obra impactante”.

A la vez Flores hizo extensivo su reconocimiento a “todos los equipos de gobierno” en virtud de que “siempre que golpeamos puertas en busca de un mejor vivir para nuestra gente, tenemos respuestas a través de diversas obras”.

En el acto, las autoridades provinciales destacaron el “gran trabajo” puesto de manifiesto en cada tramo del camino teniendo en cuenta, además, el resguardo arqueológico del Camino del Inca, como también la protección del medio ambiente.

Esto es porque en el área se encuentra vestigios del reconocido Qapac Ñan, tramos que el ministro de Turismo Federico Posadas calificó como el “Cusco jujeño” por los segmentos empedrados, pisos enlajados y escalinatas zigzagueantes que pertenecieron al circuito vial diseñado hace más de quinientos años.

El proyecto vial ahora inaugurado se inició en 2017 en medio de una geografía extrema y estuvo a cargo de profesionales, técnicos, trabajadores y maquinaria de la Dirección Provincial de Vialidad, con recursos propios.

“Sigamos conectando a los pueblos, garantizando igualdad, para lo cual necesitamos un gobierno presente y un Estado de pie para llevar políticas públicas y desarrollo a todos los jujeños”, expresó el Gobernador ante la concurrencia en Santa Ana.

A través del nuevo corredor se puede contrastar en poco tiempo el colorido paisaje rocoso de la Quebrada con el verdor infinito de la selva jujeña, que en sus puntos más altos alcanza los 5.000 metros sobre el nivel del mar, y es parte de la Reserva de Biosfera de las Yungas.

Este corredor abre más posibilidades de desarrollo para los emprendedores de ambas regiones por todo lo atractivo que puede resultar a partir del turismo.

Sin tener que utilizar las rutas nacionales, el turista podrá visitar las serranías del Hornocal, en la quebrada de Humahuaca y pasear por el Parque Nacional Calilegua en menor tiempo, enlazando paisajes naturales, culturas, historias y tradiciones.




Comentarios