A modo de prevención y por el inicio de clases, el municipio tomó la decisión de proteger los establecimientos educativos.


Debido a la delicada situación que se vive por el dengue en nuestra región, con tres casos autóctonos confirmados en Colonia Caroya, las autoridades caroyenses extremaron las medidas preventivas.

El objetivo central es evitar la proliferación del mosquito Aedes Aegypti, que es el transmisor de la enfermedad.

Por lo tanto, el intendente Gustavo Brandán dispuso la fumigación preventiva de todos los establecimientos educativos de la ciudad, que este lunes recibieron a cientos de niños y jóvenes en el marco del inicio del ciclo lectivo 2020.

El mismísimo mandatario estuvo supervisando la tarea del personal técnico del área y aseguró que es una de sus preocupaciones centrales en esta época.




Comentarios