Durante el mes de junio se registraron 4.142 turistas que visitaron las cataratas, un marcado descenso en la actividad turística de la ciudad. Históricamente, el mes de junio es uno de los más bajos de movimiento, esto se agravó aún más por las restricciones impuestas por el gobierno Nacionales, provocando que 2 fines de semana el Parque Nacional Iguazú estuviera cerrado al público.

En lo que va del año, ingresaron a cataratas 121.881 turistas de los cuales solamente 522 son de origen extranjero, número notablemente menor que a los años antes del inicio de la pandemia. Este descenso impacta directamente en la actividad turística provocando que la actividad esté en riesgo.

Hasta el momento aún no se registran buen porcentaje de reservas para las vacaciones de invierno, se espera que tras los anuncios de las medidas de salvataje y promoción las reservas hoteleras se incrementen en los próximos días.

Fuente: Actualizate Iguazú