Este sábado, en horas del mediodía, una persona se presentó en la guardia de Bomberos Voluntarios de Puerto Iguazú solicitando ayuda para recuperar su automóvil que estaba a punto de caer a un barranco, sobre una arteria de la Avenida Tres Fronteras.

El dueño del automóvil comentó que la noche anterior, por causa de la lluvia y el barro no pudo mover su rodado, intentándolo durante la mañana; sin embargo, el vehículo se deslizó hacia un barranco que finaliza en un arroyo, quedando suspendido por un alambrado.

Dos dotaciones de bomberos se dirigieron hasta el lugar y lograron retirar el vehículo sin ningún daño.