En la jornada de ayer, aproximadamente a las 15 horas, los Bomberos Voluntarios de Puerto Iguazú recibieron una denuncia acerca de un perro que había caído a un pozo en el barrio 155 Viviendas del Iprodha.

Rápidamente se dirigió al lugar el grupo GERSI de Bomberos Voluntarios de Puerto Iguazú, donde tras observar la zona lograron localizar al perro, constatando que había caído a un pozo de aproximadamente 10 metros de profundidad.

De esta manera, los bomberos armaron un trípode sobre el pozo con un sistema de polipasto, donde un operador descendió a la rescatista, quien finalmente logró retirar al animal.

El perro se encontraba en buen estado gracias a un colchón de hojas que amortiguó su caída.

La mascota y su rescatista.Bomberos Voluntarios