Alrededor de las 1:40 de la madrugada de este domingo, personal de la Municipalidad de Puerto Iguazú en conjunto con la Policía de Misiones procedieron a la clausura de un local bailable donde había una aglomeración de alrededor de 150 personas.

Además de la importante aglomeración de gente, los uniformados constataron que en el lugar no se respetaba el distanciamiento ni las medidas sanitarias incumpliendo con el Decreto de Necesidad y Urgencia dispuesto por el Gobierno en el marco de la pandemia.

De esta manera, uniformados de la Seccional Primera junto a la División Comando Radioléctrico, Infantería y Comisaría de la Mujer luego de entrevistar al propietario, procedieron a la intervención del local bailable.

El despeje se desarrolló sin inconvenientes y posteriormente se clausuró de forma provisoria el lugar colocando las respectivas fajas.