Ante la crisis económica, en Iguazú subió la demanda de hoteles más económicos

La cancelación masiva de reservas en hoteles de primera categoría contrasta con el crecimiento en consultas para opciones de hospedaje más económicas. La incertidumbre económica y los aumentos de costos, sumados a una disminución en las visitas a las Cataratas, generan expectativas inciertas para el verano.

Las Cataratas del Iguazú.
Las Cataratas del Iguazú. Foto: Gentileza

La temporada en la ciudad de Puerto Iguazú se caracteriza por una disminución notable en la ocupación hotelera. Se ha reportado la cancelación de hasta un 90 por ciento de las reservas en hoteles de alta gama para los meses de enero y febrero. En contraste, se observa un incremento en las consultas para hospedajes en hoteles de tres estrellas, cabañas y opciones de alojamiento alternativas.

Esta baja en las reservas en los hoteles de mayor categoría se atribuye a la incertidumbre generada por la posible eliminación de subsidios, el alza en los costos de los pasajes y el aumento en los precios de los servicios hoteleros debido a la inflación. Como resultado, muchos turistas argentinos que eligen Puerto Iguazú como destino vacacional están optando por contratar servicios más asequibles.

El Ministerio de Turismo de la provincia ha señalado que aún no se ha alcanzado un nivel significativo de reservas por parte del turismo nacional. Para revitalizar el movimiento turístico, se están enfocando en atraer visitantes extranjeros, especialmente del mercado brasileño. A pesar de las consultas recibidas, el sector privado informa que las reservas no se concretan como se esperaba.

Tal vez te interese leer: Ñamandú Guazú es el nuevo hotel 4 estrellas superior de Bagu en Cataratas del Iguazú

En relación con las Cataratas, se destaca que el número de visitantes no ha superado los 2.000 en los últimos días. Durante diciembre, hasta el día 25, aproximadamente 61.940 turistas han visitado este atractivo natural. Esta cifra marca una diferencia notable con respecto al año anterior, cuando ingresaron al Parque Nacional Iguazú alrededor de 65.029 visitantes. Esto confirma una reducción en los ingresos este año durante el mes de diciembre.

Los operadores turísticos están expectantes ante lo que pueda ocurrir durante el verano y están desarrollando diversas estrategias para intentar recuperar la temporada. A pesar de que diciembre se considera tradicionalmente un mes más lento, las proyecciones para enero y febrero, que no superan el 40 y 50 por ciento respectivamente, generan preocupación en el sector.

Fuente: Radio Yguazú

Temas Relacionados