Roberto "Beto-í" Duarte, identificado como el autor de una violación ocurrida en mayo del año pasado, firmó un juicio abreviado en el que se reconoció como el autor del ataque a la joven de 23 años que se dirigía a su trabajo.

El hecho sucedió en las 2000 hectáreas de Puerto Iguazú, cuando el integrante de la aldea Fortín Mbororé, interceptó a la empleada doméstica que tomó el camino habitual para dirigirse a su trabajo. La joven intuyó las malas intenciones del sospechoso por lo cual apuró el paso, pero el hombre la alcanzó, la agarró del cuello, la tiró al suelo y la arrastró hacia un trillo en el que había tupida vegetación, donde la accedió carnalmente.

Vecinos escucharon los gritos de la víctima y cuando llegaron a ver que pasaba observaron a "Beto-í" salir del lugar. La joven fue asistida en el hospital y radicó la denuncia por violación. Con los testimonios de testigos y los datos aportados por la joven, efectivos de la UR-V detuvieron al sospechoso.

La fiscalía ante el Tribunal y la defensoría oficial resolvieron una condena de ocho años de prisión por el delito de "abuso sexual con acceso carnal". La abreviación del juicio fue presentada ante los magistrados del Tribunal, quienes la analizaron y resolvieron prestar conformidad con la misma. El acusado se encuentra detenido en la Unidad Penal III de Eldorado y continuará allí hasta que se compute la condena.