En la localidad de Iguazú, un grupo de jóvenes intenta encontrar ayuda para Augusto Báez, quien es un paramédico proveniente de Buenos Aires. El hombre de 61 años reside aquí por voluntad propia hace 20 años, trabajando de forma independiente realizando tareas de control de presión en hoteles y barrios. Al día de hoy, Augusto se encuentra en situación de calle, y casi sin poder moverse como consecuencia de un problema de cadera.

Este martes, un grupo de jóvenes advirtieron de la situación de vulnerabilidad del hombre, el cual se encuentra totalmente abandonado luego de haber estado internado durante diez días en el hospital SAMIC por una pulmonía. Augusto se refugia actualmente en una casilla en la zona del parador de camiones.

Báez específicamente que no puede transportar por distancias largas debido a su problema de cadera. El grupo de jóvenes gestionará un andador a través de la red social de Facebook, pero aún están en búsqueda de un lugar seguro donde pueda refugiarse. Actualmente se resguarda en una precaria carpa de lonas, sin abrigo y alimentándose de la solidaridad de los vecinos de la zona y trabajadores de recintos cercanos. 
Para colaboraciones, comunicarse al número de teléfono 375 757-4391